Trasplante de orquídeas. En este caso de 2 phalaenopsis

La primera semana de febrero 2020 fui al homecenter y quedé enamorado de unas orquídeas que tenían. Eran del género phalaenopsis enanas, con una gran variedad de colores de flor y a un muy buen precio (o así me pareció a mi!) … cada una costaba como 6 o 7 mil pesos, no recuerdo exactamente, y decidí adquirir 2 unidades.

Una vez llegué a casa con las orquídeas, las posicioné en una mesa pequeña que tengo en el comedor debajo de una ventana. Es un lugar idóneo, porque en verano tengo la ventana abierta, por lo cual se airean y eso les gusta, pero en invierno no reciben el calor de la calefacción de forma directa, ya que esta mesa está relativamente lejos de los radiadores. Además le da un poco de sol directo al final de la tarde. Eso es importante; definirles una situación que sea buena y que no te obligue a estarlas moviendo cada dos por tres. En general a las plantas no les gusta que las estés cambiando de lugar.

¿Y ahora qué?

  • Me dediqué a disfrutar de sus flores, las cuales una vez recién compradas no acostumbran a durar excesivamente. Básicamente porque en la tienda donde las comprastes ya podían haber estado malviviendo un tiempo (el personal normalmente no sabe cuidarlas) y además el clima de tu casa no es el misma (ni de luz, ni humedad) que tenía en la tienda, entonces ante un cambio de condiciones las orquídeas pierden las flores para asegurar usar su energía en aclimatarse al nuevo ambiente.
  • Una vez ambas perdieron las flores (última semana de marzo), me decidí a trasplantarlas. Es siempre mejor hacer los trasplantes en primavera, pero como no iba a podar raices (solamente era cambio de sustrato) me decidí por hacerlo en otoño. Básicamente porque venía en 100% sphagnum y la verdad es que tengo malas experiencias con este tipo de sustrato. Siempre se me acaban pudriendo. Por eso prefiero usar un tipo de sustrato mas drenante y ligero.

Entonces, eso hice, me puse manos a la obra a transplantarlas.

Cómo trasplantar una orquídea

  • Paso uno: lo primero que debemos hacer es buscar el recipiente/maceta donde la vamos a instalar. Una de las cosas que encuentro espectacular de esta variedad de orquídeas es su capacidad de sacar raíces aéreas, entonces quería buscar un tipo de maceta con rejilla o agujeros que potenciará justamente esto. La verdad es que no siempre es necesario invertir en una maceta muy cara. Yo usé un cubilete para secar cubiertos y por el momento estoy encantado. Os pongo una foto, donde aparecen los tipos de maceta que uso yo, incluida la que usé y la original, que es la pequeñita transparente.
  • Paso dos: definir el tipo de sustrato a utilizar. A mi me gusta usar un sustrato muy drenante. Por ello opero de la siguiente manera:

a) Pongo una capa de piedras en el fondo. Esto potencia el drenaje y le da peso a la maceta. Hay que ser cuidadoso con esto, las phalaenopsis cuando florecen emiten varas largas que hacen que el centro de gravedad de la planta cambie (lo suben) y por tanto tienen mayor tendencia a tumbarse. Dado que soñamos que van a florecer mucho en frecuencia y cantidad, ¡hay que prepararse para eso!

b) Uso una mezcla de “tierra” compuesta por los siguientes elementos: 3 partes de corteza de pino (que me he dado el tiempo de trocearla para que sea pequeña y la he limpiado), 1 parte de musgo sphagnum y una parte de carbón vegetal (yo uso el de asado) y le añado unas piedras también para darle peso a la maceta. Todos esto lo mezclo dentro de un recipiente y sencillamente coloco un poco de la mezcla en la maceta, luego coloco la orquídea y por último acabo de rellenar la maceta con el resto del sustrato que he preparado. No se debe apretar la tierra en la maceta. Sencillamente se coloca tal como cae. Puedes agitar un poco la maceta para permitir que se coloque, pero no pasa nada si quedan espacios vacíos.

c) Limpieza de la corteza de pino: es importante hacer un proceso de limpieza de este tipo de material, dado que muchas veces las marcas comercializan este producto ya sanitizado. O sea que le han aplicado productos químicos para matar cualquier bicho que pueda tener. El problema es que estos elementos químicos pueden dañar a nuestra orquídea, por ello es importante quitárselos. El lavado se hace remojando la corteza con unas gotas de lejía. Ahí se deja un día entero y se va cambiando el agua cada día durante 8-12 días sin agregarle más lejía. Os dejo un video donde se explica muy muy bien:

En este caso yo decidí plantar las 2 orquídeas juntas, aunque esto hará que deba volver a trasplantarlas en 2-3 años. Sino, seguramente podrían estar en la misma maceta unos 4-5 años.

Una vez pasadas 3-4 semanas del trasplante, ambas orquídeas empezaron emitir raíces como locas, lo cual en la maceta que he usado ¡es muy fácil de ver! Pasado un mes, les tire unas bolitas (10 o 12) de abono inorganico solido que uso para orquideas y fijaros que al mes y medio (mitad de mayo) me doy cuenta que ¡ambas orquideas estan sacando una vara de flor! lo cual obviamente quiere decir que se han recuperado muy bien del trasplante y les ha gustado el lugar donde las he puesto y las condiciones de cultivo que les estoy dando.

Os dejo una foto de como esta la vara al día de hoy y ya os iré mostrando como termina esto!.

Espero que hayas encontrado interesante este post. Y … ¡nos vemos en las próxima publicación!

2 comentarios sobre “Trasplante de orquídeas. En este caso de 2 phalaenopsis

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: