Torres del Paine (Punta Arenas y Puerto Natales – Chile)

La puerta de entrada al Parque Nacional Torres del Paine es la ciudad de Puerto Natales en la Patagonia. Debido a su inhóspita ubicación, la manera más rápida de llegar es volando en avión hasta la ciudad de Punta Arenas, ubicada 248 kilómetros al sur junto al estrecho de Magallanes. Existen importantes aerolíneas del país como LATAM, Jet Star y Sky Airlines que tienen vuelos desde los principales aeropuertos de Chile y con periodicidad diaria desde Santiago de Chile.

Una vez en Punta Arenas, existen varias compañías de autobús que hacen el viaje hasta Puerto Natales, la duración es de aproximadamente 3h.

Una vuelta por el centro de Punta Arenas

Con vistas al Estrecho de Magallanes, la ciudad de Punta Arenas se hizo famosa por ser el puerto principal de navegación entre el océano atlántico y el océano pacífico antes de la apertura del Canal de Panamá en 1914. La Primera Guerra Mundial fue la principal causa de la emigración de europeos hacia el continente americano. Pero fue la fiebre de oro la que motivó a que muchos croatas, españoles, ingleses y alemanes llegaran hasta la Región de Magallanes.

Hoy en día la ciudad de Punta Arenas ha ido desarrollando el comercio y es catalogada zona franca, libre de impuestos, lo que la hace aún más atractiva para los turistas. Además desde aquí zarpan cruceros que recorren el fin del mundo, sea dirección a la Antártida o a los los Campos de Hielo Sur; las dos reservas de agua dulce más grandes del mundo. También llegan cientos de turistas cada año para conocer el famoso Parque Nacional Torres del Paine. Otra curiosidad es que Punta Arenas es la ciudad más ventosa de Chile y la cuarta en el mundo entero. En noviembre de 1993, tuvo rachas de viento que alcanzaron los 153 kilómetros, por esa razón verás que en sus calles principales existen barandas y cuerdas con el fin de que las personas se puedan sujetar a ellas cuando andan.

Un paseo por el centro nos permite visitar su plaza de Armas, también conocida como plaza Muñoz Gamero. En el centro hay una escultura de bronce que fue inaugurada en 1920 y que representa al navegante Hernando de Magallanes. Desde la misma plaza podrás admirar el Palacio Sara Braun, una muestra bien conservada de la huella que dejaron los acaudalados pioneros de la ciudad. Fue construido entre 1895 y 1905 por el arquitecto francés Numa Mayer y en 1981 fue declarado monumento histórico.

Sara Braun Hamburguer hija de inmigrantes procedentes de la actual Lituania llegados en 1873 a Punta Arenas gracias a una política que fomentó la inmigración europea, contrajo matrimonio en 1887 con el exitoso empresario portugués José Nogueira, el cual había labrado una gran fortuna gracias a las actividades navieras, la caza de lobos marinos y la ganadería ovina, de la cual fue uno de los pioneros fundando años más tarde la Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego.
En la misma plaza se encuentra la Catedral de Punta Arenas, también conocida como Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, es un edificio de estilo jónico con su torre renacentista que está consagrada a la orden de los salesianos.

En el sector norte de la ciudad puedes visitar el Cementerio Municipal de Punta Arenas, oficialmente Cementerio Municipal Sara Braun, con una extensión de cuatro hectáreas está ubicado en la Avenida Bulnes.

Si te diriges a la avenida costanera, podrás apreciar el Monumento a tripulantes goleta Ancud. Fue inaugurado el 2014 y dedicado a la conmemoración de la toma de posesión efectiva del estrecho de Magallanes por parte del Estado de Chile el 21 de septiembre de 1843 (punto estratégico en la conexión entre el océano Pacífico y el Atlántico Sur y que sería, hasta la construcción del canal de Panamá a comienzos del siglo XX, la principal ruta de navegación, cabotaje y exportación de los principales puertos del Océano Pacífico). El monumento corresponde a una escultura de grandes proporciones (6 metros de altura), efectuada en cemento y fierro por el escultor Guillermo Merino Pedrero. La obra representa el viaje de los veintitrés expedicionarios de la goleta Ancud (isla de Chiloé), que zarparon rumbo al estrecho de Magallanes, desde el puerto de Ancud en mayo de 1843 y que fondearon en la ribera de Puerto Hambre el 21 de septiembre de 1843. También aparecen representados seres mitológicos como la Pincoya y el Millalobo y tres animales ganaderos, elementos representativos de la cultura chilota.

Puerto Natales

Puerto Natales es una ciudad y puerto chileno situado en el extremo austral del país, a orillas del Canal Señoret, entre el Golfo Almirante Montt y el Seno Última Esperanza (originalmente habitado por tribus de los pueblos kawéskar y aonikenk), en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena. Es la capital de la comuna de Natales y de la provincia de Última Esperanza, bautizada así por el navegante Juan Ladrillero que la catalogó, en uno de sus viajes, como su “última esperanza” de encontrar el Estrecho de Magallanes. En el año 1893 comienza la colonización de la provincia. La actividad que atrajo a todos estos colonos fue el boom de la ganadería ovina y bovina, que era la principal actividad económica de la región.

Basta con caminar por sus calles entre sus coloridas construcciones de aluminio ondulado, para impregnarse de la quietud que transmite este antiguo pueblo de pescadores. En su Plaza de Armas encontrarás la Parroquia Maria Auxiliadora del Carmen que es de estilo neoclásico inglés con toques románicos tardíos.

Recorriendo la Costanera Pedro Montt podrás admirar hermosas vistas al mar, su muelle histórico, pararte en alguna de sus cafeterías y visitar el monumento dedicado al viento.

Navegación por el glaciar Balmaceda y Serrano

En el campo de hielo sur de la Patagonia se encuentran dos glaciares de montaña, el glaciar Balmaceda y el Serrano, ubicado en el Parque Nacional Bernardo O´Higgings, el más extenso de todo Chile. Prácticamente inaccesibles, ambas lenguas de hielo se deslizan desde la cumbre del cerro Balmaceda hasta la desembocadura del río Serrano en los fiordos de Última Esperanza.

Solamente se pueden visitar navegando por eso es necesario contratar un tour. Los barcos zarpan a primera hora de la mañana desde el muelle de la ciudad, navegando durante aproximadamente tres horas hasta alcanzar el glaciar Balmaceda, que desciende por la ladera sur del cerro con su mismo nombre.

Después las embarcaciones continúan navegando hasta el muelle de Puerto Toro, ubicado junto a la Guardería de Balmaceda – CONAF, donde se ha construido un pequeño camino que bordea la laguna del glaciar, en dirección al glaciar Serrano. Llega hasta un mirador muy cerca de la base, donde se puede apreciar con calma el hermoso paisaje.

Trekking base Torres del Paine

El Parque Nacional Torres del Paine es considerado uno de los lugares más bellos de nuestro Planeta. Fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO y en el año 2103 la octava maravilla del mundo.

En el parque abundan los bosques de lengas y ñirres y se encuentra repleto de senderos señalizados y áreas de descanso que permiten hacer caminatas aptas para cubrir todo tipo de expectativas. Desde largos trekkings de varios días de duración que obligan a acampar al aire libre, como por ejemplo los circuitos W y O, hasta excursiones de un día o sencillos paseos que conducen hacia cascadas, glaciares y lagunas color turquesa.

La ruta que yo hice se conoce como ¨Las Torres¨, debido a los llamativos pilares de granito que se elevan a más de 2000 metros de altitud dominando los cielos de la Patagonia y es uno de los lugares más espectaculares dentro del parque. Este trazado es parte de la ruta W y se puede hacer en un solo día. Para realizarlo debes tener buena condición física, ya que es bastante exigente con 10 km de asenso y un recorrido total de 19 km.

Toma unas 8 horas y comienza por el Valle Asencio, donde hay escasa vegetación hasta llegar al campamento el Chileno a orillas del río Asencio. Luego se continúa por el sendero que se sumerge por un bosque de lengas hasta llegar a la morrena donde comienza el sendero hacia la laguna. Una vez arriba en el mirador Base Torres tendrás una maravillosa vista (si el clima te lo permite) de las tres torres y otros cerros de alrededor.

Durante la excursión no tuve buen clima y finalmente al llegar al mirador las nubes tapaban la vista. La primera y segunda foto muestra lo que yo vi y la tercera lo que puedes ver un día soleado y destapado (esta última foto la obtuve de internet). ¡Lo importante es no desanimarse si esto ocurre!

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: