Destacada

El Götheborg – Barcelona, España

El velero de madera más grande del mundo llegó a Barcelona el pasado jueves 27 de octubre, para hacer la 13a escala de su viaje. Es el Götheborg, una réplica a tamaño real de un barco del siglo XVIII, propiedad de la Compañía Sueca de las Indias Orientales que se hundió en los alrededores de Göteborg en 1745, al volver de su tercer viaje a China.

Entre los meses de noviembre y marzo, el velero estará abierto al público los fines de semana. El precio medio de la entrada, que se podrá comprar a través de su página web, será de 15 euros por persona. A bordo de la embarcación encontrarás a su tripulación -entre 20 y 30 marineros profesionales y 50 voluntarios- repartidos por todo el barco para responder preguntas en inglés.

Es la primera vez que esta embarcación visita Barcelona, “estamos muy contentos de poder atracar en esta ciudad tan interesante y bonita, que además tiene un clima idóneo para pasar el invierno”, ha declarado la directora de expedición del Götheborg de Suecia, Kristoffer Bennis. La nave salió de Göteborg el pasado 8 de junio, y a lo largo de su travesía ha navegado por el Mar Báltico y las costas del norte de Europa antes de continuar hacia el Mar Mediterráneo, haciendo escala en ciudades como Helsingborg (Suecia), Helsinki (Finlandia), Estocolmo (Suecia), Copenhague (Dinamarca), Oslo (Noruega), Londres (Reino Unido), Bremerhaven (Alemania), Lisboa (Portugal) y Málaga (España). La embarcación, que tiene previsto llegar a su destino final, Shanghái, en septiembre de 2023, permanecerá en Barcelona todo el invierno, hasta marzo del 2023. Se encuentra amarrado en la Rambla de Mar, al lado de las Golondrinas y frente al Maremagnum, más o menos a la altura de la plaza del Duque de Medinaceli. En primavera la embarcación entrará en el Canal de Suez, en dirección hacia el Mar Roig y Yibuti. Después de cruzar el océano Índico, el barco llegará a la India. En la India, empieza la gira en el Asia oriental y Götheborg con la tripulación se dirigirá ahora a destinos como Singapur, Vietnam, Hong Kong y finalmente China.

Casi 240 años después de su hundimiento, en 1984, se inició la excavación marina del barco original Götheborg y a mediados de los 90 arrancó la construcción de la réplica, que de hecho, incluso incorpora piezas del original recuperadas en el lugar del hundimiento. En 2003 fue botada en presencia de la familia real sueca. En 2005 estaba listo y tras varias pruebas, completó un tour por el mar Báltico en 2008. Después se realizaron varias expediciones por Europa, la última en 2015. Actualmente en su interior lleva entre 20 y 30 marineros profesionales y 50 voluntarios. Además cuenta con llamativos y enormes cañones, altos mástiles y banderas suecas que ondean al igual que sus velas. La embarcación original llevaba 30 cañones y una tripulación de 144 hombres.

Si hablamos de sus características, hay que destacar que se trata de un velero de 47 metros de eslora y 11 metros de manga. Su tonelaje bruto es de 788 toneladas y su potencia principal se basa en dos motores a 404 kW. Medido en troncos, se utilizaron 4.000 m3 de roble y madera de pino para terminar el casco. Los espacios utilizados por la tripulación del siglo XVIII se han mantenido lo más fieles posible a la historia. Por ejemplo, el color verde de los muebles procede de una tabla encontrada durante la exploración del pecio original.

La mayor parte de la tecnología moderna están colocados en el espacio que en su momento fue la bodega de carga. También se ha hecho un gran esfuerzo por ocultar todas las tuberías, cables y alcantarillas que pasan por el interior. Es también importante señalar que los tripulantes actúan a bordo como si estuvieran en el siglo XVIII, ya que no hay ningún sistema hidráulico para el izado de velas y amarres los cuales se realizan a mano, un trabajo duro de puro músculo.

En cuanto a las velas, el Götheborg tiene 26, con una superficie total de 1.964 m². El juego de velas normal consta de 18 velas con una superficie total de 1.550 m². Históricamente, las velas a bordo se fabricaban con cáñamo o lino. Para las nuevas velas se eligió el lino, ya que la lona de lino se sigue produciendo hoy en día y es un material duradero.

La misión de la Expedición a Asia es promover las relaciones comerciales y utilizar el buque como una plataforma única para las empresas y los socios, para crear oportunidades de negocio.

Por último y a modo de curiosidad, el barco original tuvo un estrecho vínculo con Andalucía, ya que solía hacer escala en Cádiz, para el intercambio o recogida de diversos productos.

Destacada

Barrio Gótico de Barcelona – Barcelona, España

El Barrio GóticoBarri Gòtic, en catalán—, es uno de los cuatro barrios que forman el distrito de Ciutat Vella de Barcelona; en el sur encontramos la Barceloneta; en poniente, el Raval; en el centro, el Gòtic; y en levante, Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera. Está delimitado al sur por el Puerto, al oeste por La Rambla y al noreste por la Plaza de Cataluña y es el núcleo más antiguo de la ciudad. En él se encuentran los restos de la ciudad de Barcino, una próspera colonia romana fundada allá por el siglo I a.C. Su carácter gótico no lo desarrollará hasta bien entrada la Edad Media, cuando nuevas iglesias y palacios son construidos bajo dicho estilo.

En realidad el Barrio Gótico no existe como tal, es un concepto o eslogan turistico a través del cual se engloban a su vez los barrios de la Judería (Call en catalán), Santos Justo y Pastor, Santa María del Pino, la Catedral, Santa Ana, La Merced y el Palacio. Fue inventado por Adolf Florensa, concejal del Ayuntamiento de Barcelona aunque la idea original surge del escritor Ramón Rucabado y fue una manera de dar a conocer la ciudad a través del arte gótico que era un elemento con el cual se identificaba la burguesía catalana y reflejaba la época de mayor esplendor de la cultura catalana.

En 1927, Florensa hizo un inventario catalogando un total de cinco obras que se podrían definir como góticas en Barcelona, tales como las Atarazanas (iniciadas el siglo XIII) y la sala de contrataciones de la Lonja de Mar (siglo XIV). En cuanto a edificios civiles de gran importancia, siempre ha existido entre los expertos una controversia por la autenticidad de numerosos edificios del Barrio Gótico, pues en realidad son neogóticos, ya que datan de finales del siglo XIX y principios del XX. Tal vez el caso más sonado sea el de la Catedral de Barcelona, cuya fachada actual pertenece a unas obras acontecidas en 1913.

La estructura del barrio permaneció intacta hasta el siglo XIX, periodo que trajo grandes transformaciones en la estructura y morfología del barrio, como por ejemplo la transformación de los cementerios parroquiales en plazas públicas, el vaciado de grandes edificios con el consiguiente cambio de uso o el derribo de las murallas. Actualmente se conservan trozos de la primera muralla en la plaza de la Seo, frente a la catedral de Barcelona.

Sin embargo, si tú no eres un purista del arte gotico, te aseguro que vas a disfrutar como nunca viendo los increíbles edificios y recorriendo sus múltiples callejuelas llenas de encanto que parecen transporte a otro época.

Recorrido por el barrio

La Plaza de San Jaime es un buen punto para empezar la ruta, pues es ahí donde se intersectaban el cardus y el decumanus (los ejes de urbanización históricos romanos qu dieron origen a la ciudad de Barcino).  Se trata de una diáfana explanada en la cual se encuentra el Ayuntamiento y el Palau de la Generalitat.

Desde ahí podemos acceder a la calle del Call, puerta de entrada al barrio judío en el que vivió la comunidad hebrea de Barcelona hasta finales del siglo XV, cuando fue expulsada por decreto de los Reyes Católicos. Luego tomaremos la calle del Obispo, donde una vez pasemos por debajo del puente del obispo nos toparemos con la joya por excelencia del “gótico” barcelonés: la Catedral de Santa Eulaliao Catedral de Barcelona—. En su interior, cuya construcción se inició en 1298, destacan 13 ocas blancas, como alegoría de la edad que tenía la patrona de Barcelona, Santa Eulalia, cuando fue crucificada por el emperador Diocleciano en el año 304. Además, afuera se celebra cada jueves el Mercat Gòtic, un mercadillo de antigüedades.

Cerca de la catedral podemos visitar la Plaza del Rey, una placita donde se encuentra el Palau Reial Maior,  la que fue la principal residencia de los Condes de Barcelona. Existen dos curiosidades ligadas a este palacio. Por un lado, fue aquí donde los Reyes Católicos recibieron a Colón tras su viaje a América. Por otro lado, puesto que fue construido sobre la muralla romana original que delimitaba la ciudad, hoy todavía podemos contemplar restos de la misma en sus cimientos.

Otro imperdible se encuentra en la Plaza de Sant Justo. Ahí encontraremos la basílica de los Santos Justo y Pastor. Aunque la tradición la hace remontar al siglo IV, está documentada desde el 801 cuando el rey franco Luis el Piadoso impulsó su construcción, la cual comenzó el 1 de febrero de 1342 y se prolongó hasta el 1574. Fue el último de los grandes templos góticos de Barcelona y se construyó sobre la antigua iglesia románica y el solar de la antigua capilla de San Celonio.

El Barrio Gótico no solo es sinónimo de arquitectura e historia, a medida que lo recorras encontrarás un sinfín de tiendas y locales donde detenerte a comprarte un helado, tomarte una cerveza o encontrar un recuerdo de la ciudad o cultura catalana.

Edificios neo-góticos

Entre los principales edificios anunciados como góticos y que realmente son neo-góticos se encuentran:

  • La fachada de la Catedral de Barcelona, construida entre 1882 y 1913 por Josep Oriol Mestres y Augusto Font Carreras, con una gran profusión de elementos de estilo gótico, si bien la construcción de la Catedral se inició a finales del siglo xiii.
  • El edificio del Centro Excursionista de Cataluña (calle Paraíso), obra de Lluís Domènech i Montaner efectuada en 1922 sobre un edificio de origen incierto, al que añadió ventanas coronellas, almenas y merlones.
  • El puente de estilo gótico flamígero que cruza la calle del Obispo fue construido de nuevo cuño en 1928 por Joan Rubió.
  • La Casa Padellás, sede del Museo de Historia de Barcelona. Su fachada fue desmontada al abrirse la Vía Layetana y trasladada a la Plaza del Rey en 1936 
  • El Palacio Berenguer de Aguilar, actual Museo Picasso (calle Montcada), restaurado por Adolf Florensa en 1959, añadiendo galerías con arcos y ventanas coronellas.
  • El Palacio Pignatelli, actual Real Círculo Artístico de Barcelona, su fachada fue construida en 1970, con el añadido de varias ventanas góticas recuperadas de los almacenes municipales.
  • La Plaza del Rey, fue remodelada manteniendo su antigua estructura y eliminando los elementos arquitectónicos originales pero de otros estilos, siendo sustituidos por otros de estilo gótico, como por ejemplo los capiteles de las columnas o los doseles de las ventanas.
Destacada

Museo Marítimo de Barcelona – Barcelona, España

En el Paseo Marítimo de la ciudad, frente a la estatua de Colón se encuentra el Museo Marítimo de Barcelona (MMB), ​​ubicado en el interior del edificio Las Atarazanas Reales (Las Drassanes de Barcelona). Este conjunto monumental tiene más de siete siglos de historia. Fueron construidas en el siglo XIII para la fabricación y mantenimiento de las galeras y barcos de guerra al servicio del reí de Aragón Pedro II el Grande. Hoy es uno de los edificios del gótico civil más importantes del mundo.

El Museo Marítimo de Barcelona nace el año 1936 con la misión de preservar y dar a conocer el patrimonio marítimo del país, así como su historia para las generaciones futuras. Por eso en su interior encontrar naves históricas, exposiciones, fotos de archivos y mapas que te permitirán hacer un viaje a través del tiempo para descubrir la historia y leyendas del mar.

La estructura del edificio tiene el clásico estilo gótico catalán. Su construcción se realizó en una primera etapa entre los años 1283 y 1328, y la segunda entre 1328 y 1390. Durante siglos, el edificio ha sufrido muchos cambios en cuanto a los aspectos prácticos que prevalecieron continuamente sobre los aspectos arquitectónicos: el objetivo era crear un espacio de trabajo muy amplio y único, para el uso “industrial”. Una de la últimas grandes remodelaciones se llevó a cabo en 1723, cuando se unieron los dos pasillos centrales para hacer uno sólo más grande, con el fin de construir buques de grandes dimensiones. 

El edificio es de planta rectangular y en cada ángulo tenía una torre, de las cuales se conservan dos, junto a algunos tramos de la muralla que protegía a la ciudad de Barcelona. El interior tiene una división en diez naves góticas formadas por pilastras rectangulares de unos seis metros de altura. 

En 1976, “Las Drassanes Reials” fueron declaradas Monumento Histórico-Artístico por su importancia histórica en la construcción naval y, en 2006, fue declarado museo de interés nacional

Recorrido por el museo

El Museo cuenta con un espacio excepcional para admirar las reconstrucciones de barcos históricos y numerosas embarcaciones de diferentes tamaños y exposiciones permanentes y temporales. Quizás la joya del lugar es una réplica de tamaño real de la Galera de Juan de Austria, uno de los mayores barcos de guerra construidos. Data de 1568 y es la Galera Real usada durante la batalla de Lepanto en 1571

  • Exposición temporal: el Puerto de Tusquets

El Museo Marítimo expone 130 fotografías seleccionadas de un grupo de más de cuatro mil negativos que aparecieron en 2005 en un contenedor en una calle de Palma de Mallorca, de un gran valor histórico sobre la actividad marinera de la ciudad Condal entre 1940 y 1960. El autor de las fotografías es el empresario y químico Joaquín Tusquets de Cabirol (1904-1979)

  • Exposición permanente: Drasanas y galeras

La historia de las Reales Atarazanas va ligada a la evolución de la ciudad de Barcelona y al desarrollo de la corona de Aragón hacia el Mediterráneo. El dominio del Mediterráneo es fundamental y las galeras son la herramienta para conseguirlo. Unos poderosos e impresionantes barcos de guerra que señorean por el Mediterráneo durante la época de esplendor de la marina catalana (S.XIII-XV).

La exposición parte de finales de 1282, cuando Pere II El Gran vuelve a Barcelona tras una expedición por el Mediterráneo. Aquí nace un recorrido por la historia de las Atarazanas Reales, una infraestructura que el Rey quiere que convierta Barcelona en una de las grandes ciudades del Mediterráneo, a la altura de Génova o Venecia.

Durante el recorrido se introduce a los visitantes en la Barcelona del Sigo XIII y en los grandes conflictos bélicos en el Mediterráneo protagonizados por galeras. La exposición muestra piezas pertenecientes a la historia de las Drassanes Reials, evolución del edificio y diferentes modelos y maquetas de galeras.

  • Exposición permanente: Cataluña más allá del mar. Tres siglos de marina catalana (s.XVIII-XX)

Nos explica cómo un país pequeño y con escasez de recursos naturales y una demografía reducida a principios del siglo XVIII, se convirtió en el siglo XIX en una potencia industrial del sur de Europa y cómo contribuyó al comercio marítimo con América. La muestra también permite conocer cómo el comercio y la construcción naval ayudaron a la gran transformación y modernización de Cataluña en el siglo XIX y reflexiona cómo ha cambiado la relación de las personas con el mar.

La exposición parte del inicio del siglo XVIII, cuando después de la Guerra de Secesión, Cataluña tiene abolidas las instituciones del gobierno y es un país empobrecido y castigado por la guerra. Pero en un par de generaciones Cataluña vive un crecimiento demográfico y económico que permitió no solo salir del estancamiento, sino que supuso dar un gran paso adelante.  

  • Exposición permanente: les Sorres X

Les Sorres X es una embarcación medieval, fechada en la segunda mitad del siglo XIV y que fue encontrada en Castelldefels el año 1990 durante las obras de construcción del Canal Olímpico. Se trata de una de las escasas barcas medievales destinadas al transporte de mercancías que se conserva en el Mediterráneo, por lo que ofrece una ocasión única para el estudio académico y la divulgación pública de la navegación de cabotaje de aquella época. La barca se localizó enterrada sobre la capa freática , hecho que favoreció la conservación de la madera, quedando protegida por una capa de arena de unos 2 metros. El Centre d’Arqueologia Subaquàtica de Catalunya de la Generalitat de Catalunya asumió el desmontaje, la restauración y conservación de la embarcación. 

  • Exposición permanente: 7 barcos, 7 historias

A través de siete embarcaciones se presentan siete historias contadas por siete personajes de todas las épocas que proponen a los visitantes sorprendentes aventuras marítimas. La muestra aborda cuestiones universales como el descubrimiento del mundo, el mar como espacio de ocio, la vida a bordo de un trasatlántico, el mar como escenario de conflictos, la carga y su manipulación, la piratería y el corso, o el cambio tecnológico.

La nave Santa María de la Victoria, un balandro del siglo XX, el transatlántico Royal Edward, el barco mixto  City of Paris, el porta contenedores Pilar, un navío de 80 cañones y el xabec de Santa Cristina son los 7 protagonistas de la muestra.

Pailebot Santa Eulalia

El Pailebot de Santa Eulalia es un velero centenario que forma parte de la flota del Museo Marítimo de Barcelona. Fue uno de los últimos veleros dedicados al transporte de mercancías por el Mediterráneo.

La embarcación fue construida el año 1918 a Torrevella (Alicante) por encargo del armador Pascual Flores, qué la bautizó con el nombre de su hija: Carmen Flores. Se usó para el transporte de mercancías (cereales, madera, sal, minerales, etc) por el mar Mediterráneo y también por el Atlántico (Cuba). Por su rapidez y su buen rendimiento se ganó el apodo de «El chulo».

Destacada

Sabadell – Cataluña, España

Sabadell es una ciudad española de la provincia de Barcelona, en la comunidad autónoma de Cataluña. Es la capital de la comarca del Vallés Occidental, junto a Tarrasa y tiene una población de 216.520 habitantes (INE 2020).

La ciudad fue pionera en la Revolución Industrial en Cataluña dentro del sector textil y a mitad del siglo XIX se convirtió en la población lanera más importante de España; llegando a ser conocida como «la Mánchester catalana».​

Aún hoy se pueden observar numerosas chimeneas y vapores, muchos de ellos reconvertidos en lugares de servicios sociales tales como bibliotecas o áreas de juventud. Esta herencia textil ha dejado en la ciudad un marcado carácter industrial. A lo largo de las últimas décadas, Sabadell se ha ido diversificando alrededor del sector de los servicios.

El inicio de su historia se remonta unos siete mil años atrás, con la llegada de los primeros habitantes (agricultores y ganaderos) entre los años 3800 y 2700 a. de C. que convirtieron este lugar en el asentamiento más importante de la comarca. La actual iglesia de San Félix (antigua capilla de San Salvador, de la cual existe documentación desde el año 1076) es el punto central desde donde nace a su alrededor como tal la ciudad de Sabadell, convirtiéndose en el epicentro de los primeros núcleos medievales que se levantaron siguiendo el margen derecho del río Ripoll.

Posteriormente fue nombrada villa real en el siglo XIV permitiéndole crear muros que la protegieran. Ya en el siglo XVI la ciudad empieza a crecer por fuera de los muros que inicialmente la delimitaban y protegían hasta llegar al siglo XVIII, época en que se desarrolla su próspera industrial textil, y otras como la alfarera o la papelera.

Son diversas las teorías sobre el origen del topónimo de Sabadell, pero la más popular defiende su procedencia del término «ceba» («cebolla» en catalán) dado que aparece dibujada en el escudo de la ciudad y que haría referencia al origen humilde de la población, nacida desde su mercado agrícola (aunque hoy en día Sabadell sea un importante centro industrial y de servicios).

A parte de la cebolla, en el escudo también aparecen cuatro palos rojos y amarillos recordando que al principio la ciudad perteneció a la Corona de Aragón; de hecho, fue vendida por Roger Bernardo III de Foix en 1366 a Elionor de Sicília, esposa de Pedro IV de Aragón. El rey la volvió a vender, esta vez a la ciudad de Barcelona, volviendo a la Corona definitivamente en 1473.

El santuario de la Mare de Déu de la Salut es una iglesia ecléctica, rodeada de bosque y levantada sobre los restos de la villa romana y de la ermita de Sant Iscle (s.I a.C-III d.C), dentro del término municipal de Sabadell. La tradición afirma que en 1652 un peregrino que iba hacia la Ermita, mientras buscaba agua encontró en una fuente, debajo de la riera de Canyameres, una pequeña imagen de la Virgen María con el niño Jesús.  Coincidiendo con este descubrimiento la epidemia se desvaneció atribuyéndose a un milagro de Sant Iscle, a partir de entonces, esta fuente se llamó Font de la Salut y se le atribuyeron cualidades curativas. 

 A raíz de este evento empezó a expandirse la devoción hacia la Virgen y de toda la comarca venían peregrinos con exvotos, cirios y prometencias para curar a los enfermos.  La imagen sagrada fue colocada interinamente a la izquierda de la pared del presbiterio de la Ermita. Desde el año 1697, se celebra el Aplec de la Salut cada segundo domingo de mayo, con actos religiosos y populares. La Mare de Déu de La Salut fue proclamada patrona de Sabadell el 19 de octubre de 1947 por Pío XII.

El Boom económico y demográfico de Sabadell en el siglo XIX

El gran desarrollo industrial de Sabadell se dio gracias a la instalación de la primera máquina de vapor en una industria textil (1838) y la aparición de las dos entidades financieras originarias de esta ciudad que le dieron un auge económico al sector; la Caixa d’Estalvis de Sabadell en 1859 y el Banc de Sabadell en 1881. Desde entonces la ciudad creció demográficamente gracias a los grandes aportes de diversas corrientes migratorias producidas a finales de siglo XIX y durante los veinticinco primeros años del siglo XX.

La mayor parte de esta inmigración vino de otros pueblos de la comarca, de la provincia de Barcelona y de las comarcas catalanas de poniente. Pero destaca también la llegada de gente de Aragón y de Valencia y, a partir del año 1920, de Murcia. Hombres y mujeres venían atraídos por el trabajo que ofrecía la industria textil de la ciudad. Este crecimiento se redujo como consecuencia de la guerra civil pero luego a partir de los años cuarenta, volver a recuperarse. Durante el período 1941 – 1950 crecieron los barrios de la Creu Alta, Gracia, Can Feu y Avinguda/Eixample, Sant Oleguer y Laietana y se crearon los primeros barrios para inmigrantes de Ca n’Oriac, Serra Camaró y los Merinals

Entre 1950 y 1960 se produjo otra avalancha inmigratoria gracias a la cual Sabadell pasó de tener cerca de sesenta mil habitantes a los cien mil. Esto ocasionó un fuerte aumento de la construcción, pero, a pesar de ello, el déficit de vivienda seguirá siendo uno de los problemas más graves de la ciudad. Más de la mitad de los habitantes de la ciudad (52,74%) hacía menos de 10 años que residía en Sabadell y procedían de alrededor de 400 pueblos de toda España. Ante la imposibilidad de encontrar vivienda las personas se empezaron a instalar en cuevas creadas alrededor del río Ripoll.

Según el historiador sabadellense, Antoni Castells, el precio de una cueva en Sant Oleguer, el año 1950, podía ser de unas tres mil pesetas. Sin embargo el clima mediterráneo de lluvias irregulares, pero con fuertes aguaceros y tormentas a finales de verano y principios de otoño, hizo muy peligrosa la existencia de viviendas en las orillas de los ríos, provocando que algunas cuevas se hundieran y ocasionando la muerte de personas. Los accidentes más importantes sucedieron en octubre de 1951, en julio de 1953 y el año 1955. El 24 de septiembre de 1955 se publicaba un decreto fruto de la iniciativa del mismo alcalde de la ciudad que obligaba a todas las entidades industriales, mercantiles, bancarias y de ahorro, con un censo superior a 50 obreros o empleados a construir viviendas para sus trabajadores de plantilla. Pero aún hasta el año 1972, la vida en las cuevas formó parte de la memoria de esta ciudad.

En la actualidad la industria, en concreto la textil aún tiene una gran importancia en la economía del municipio. La siguen en relevancia el sector del mueble, el del metal y los productos alimenticios.

Un paseo por Sabadell

En los últimos años Sabadell ha impulsado nuevos proyectos para modernizar y mejorar la ciudad: la rehabilitación del centro histórico, la creación de más zonas para peatones, el nacimiento del nuevo barrio de Can Llong y la creación del parque fluvial del río Ripoll han sido algunas de las obras de más envergadura.

La ciudad cuenta también con varios edificios de interés patrimonial, como el edificio modernista conocido como Despacho Lluch, convertido en la sede del Servicio Municipal de Atención Ciudadana, el Teatro Principal, la casa Duran (una casa solariega del siglo XVI), el casal Pere Quart,  la masía de Can Rull, el edificio de la Obra Social de Caixa Sabadell (1910), obra del arquitecto Jeroni Martorell (1873-1951), que alberga las aulas, los talleres y las dependencias de la Escuela Industrial de Artes y Oficios de la ciudad, y el edificio de la Caixa d’Estalvis de Sabadell, uno de los principales exponentes del modernismo catalán. También modernista es el edificio de la Torre del agua de Sabadell que es considerado el edificios más emblemáticos de la ciudad, hasta el punto de ser el símbolo que la identifica. Funcionó como depósito entre 1922 y 1967 y es considerado uno de los 100 “Elementos del Patrimonio Industrial de Cataluña”

Además la ciudad dispone de dos grandes espacios verdes: ell parque Catalunya que tiene una extensión de 45 hectáreas y constituye su gran pulmón verde i el Parc Central del Vallès, un espacio interurbano de treinta hectáreas situado entre Barberà del Vallès y Sabadell.

El lavadero de la Font Nova es unos de Los antiguos lavaderos públicos de Sabadell. Están situados en el barrio Centro en la esquina entre las calles de les Paus y Font Nova. Habría habido un lavadero que data de la década de 1830, lugar en 1892 el arquitecto Miquel Pascual i Tintorer hizo un proyecto de estilo modernista para cerrar y cubrir el lavadero. A partir de la década de 1950 con la llegada del agua corriente a las casas, los lavaderos perdieron la función original y entraron en desuso. Actualmente se realizan visitas guiadas y talleres para escuelas.

La Escuela Enrique Casassas es una escuela pública ubicada también en el Centro de la ciudad, concretamente en el número 71 de la calle de les Paus. Es un edificio modernista, obra de Juli Batllevell de 1897 y fue el primero y el último testigo del movimiento pro edificios escolares iniciados en 1888. El mural cerámico que se encuentra en el chaflán es obra de Marian Burgués, en el que se puede ver el escudo de Sabadell y la fecha de construcción de la escuela.

También merece la pena visitar sus museos principales, como el Instituto de Paleontología Miquel Crusafont (una institución dedicada a la investigación y difusión de materiales paleontológicos, especialmente vertebrados fósiles), el Museo de Historia de Sabadell o el Museo de Arte de Sabadell. 

Además, la Asociación de Amigos de la Ópera de Sabadell permite a la ciudad disfrutar de un ciclo anual de ópera.

Destacada

Nacho Marcelino – Existe otra manera de vivir

Su autor a través de este libro te acompaña en un viaje para descubrir las causas de porque hoy no tienes la vida que una vez imaginaste y en definitiva el motivo por el cual no consigues sentirte pleno y feliz.

A lo largo del libro te desvelará las claves para alcanzar una VIDA FELIZ … y conseguirás elevar tu vida a un NIVEL que NUNCA CREISTE POSIBLE … porque ¡Tener la VIDA que SOÑASTE sí ES POSIBLE!

Al ser también una guía práctica, te facilitará en cada momento, los pasos a seguir y te enseñará cómo superar los miedos y dificultades que puedan surgirte en el camino. Además también te entregará herramientas útiles para que, sin importar tu edad, puedas reconectarte de nuevo con tus sueños y poner rumbo hacia una vida que te ilusione, en la cual hayan momentos tanto para desarrollarte profesionalmente como para dar rienda suelta a tus talentos y habilidades.

El autor de Existe otra manera de vivir es Nacho Marcelino nacido en Sabadell (octubre de 1978) y licenciado en Ingeniería Industrial quien después de pasarse casi 20 años trabajando en diferentes empresas multinacionales se dio cuenta que ese tipo de vida tan tradicional no lo llenaba ni le permitiría nunca sentirse lleno y feliz.

Por eso decidió poner en marcha el sueño que tuvo con 16 años, para lo cual solo necesitaba enfrentarse al miedo de renunciar a la vida que tenía montada. Así lo hizo y a sus 42 años dio al fin el último paso para alcanzar la vida que soñaba: renunció a su empleo. Ya no lo precisaba. Tanto el dinero como su necesidad de auto realizarse llegaba por otras vías de “NO TRABAJO” que él mismo había creado. Fue tan increíble la experiencia que, como buen ingeniero, decidió convertirla en un manual accesible a cualquier persona que desee implementar sus propias ilusiones. Puedes conocer más sobre el autor en NachoMarcelino.com.

Entonces, ¿estás listo para descubrir tu también cómo sería hoy tu vida si le hubieses hecho caso a tus sueños?

El libro está disponible en Amazon, la Casa del Libro, Fnac, El Corte Inglés y principales librerías de España. Si estás interesado en leerlo, te dejo el link para poder comprarlo en versión física o kindle.

Destacada

San Andrés – (Colombia)

Sus 55.000 habitantes subsisten gracias a la pesca y al turismo. La isla tiene una variada mezcla de culturas, ya que desde 1510 ha pertenecido a España, Panamá, Guatemala, y Nicaragua. Fue también tomada por ingleses y holandeses, hasta que finalmente en 1822 pasó a ser Colombiana.

Se llega solo por avión. Hay vuelos a San Andrés nacionales, desde Bogotá, Medellín y Cartagena, y también internacionales, como por ejemplo desde Panamá. Algunas aerolíneas que vuelan a la isla son Avianca, Latam, Copa y las low cost Wingo y Viva Air. Lo bonito de la isla de San Andrés es que el viaje comienza incluso antes de aterrizar. Cuando el avión comienza a aproximarse a nuestro destino, se hace evidente a nuestros ojos el motivo por el cual a este lugar se lo conoce como el «Mar de los 7 Colores».

Foto tomada desde el avión

Tarjeta de Turismo: Ingresar a la isla no es gratis. Se debe pagar una tasa o impuesto turístico de entrada denominado «tarjeta de turismo». La vas a poder comprar en el aeropuerto, antes de subir al avión y guárdala bien porque te la solicitan a la salida. Su valor son unos 120.000 pesos colombianos aproximadamente.

Para moverse por la isla de San Andrés existen básicamente 4 formas: buses urbanos de la isla (3.600 pesos colombianos el viaje), alquilar un carrito de golf (entre 200.000 a 400.000 pesos colombianos por día, en función del tamaño), una moto (100.000 al día), o una bici (40.000 el día), coches-taxis que circulan por ahí o moto-taxi (los mismos habitantes, si gritas moto-taxi alguno se acercará para llevarte a donde necesites previo a pactar un pago por el recorrido) o andando.

Paseo por la zona Norte de la Isla

Yo me hospedé en la zona norte de la isla, concretamente en una posada Nativa llamada «Raizal House» que se encuentra a 4 calles aprox del letrero I love San Andres, que es donde comienzan las playas y zona turística de esta parte de la isla.

Justo ahí, en este letrero que está siempre lleno de gente tratando de inmortalizar su paso por la isla es donde empieza un paseo peatonal que nos acompañará a través de diversas playas, como Playa Grande, después Playa Principal y Playa Spratt Bight. Esta última es la más bonita y también la más turística. En ella encontrarás la mayor congregación de gente y una zona para jugar volleyball. Al frente de esta se encuentra un centro comercial tipo mall hecho para el turismo y si te adentras en sus calles traseras accederás a lo que es el centro de la ciudad de San Andrés.

El aeropuerto y sus alrededores

El acceso al aeropuerto también se encuentra en la zona norte de la isla. A 4-5 calles de las letras I love San Andres y constituye un barrio algo apartado del centro, sería como la periferia al centro, donde no abundan los edificios, sino casas mucho más sencillas. En frente a él también se encuentra el estadio de Béisbol de la isla.

El edificio del aeropuerto me sorprendió, y no por su tamaño, pues es muy pequeñito, dentro tiene solamente 4 salas de espera, sino por los murales que hay grabados en su fachada. Son sencillamente una pasada. En ellos se hace un buen resumen de lo que es la cultura y vida en la isla, mostrando las casas típicas y su flora y fauna. Sin duda vale la pena detenerse a mirarlos con calma.

Una fiesta del color y el arte

En San Andres todo parece rebosar alegría, su gente es muy amable y siempre los verás con una sonrisa en su rostro, y esto queda plasmado en todas partes a través del color. Aquí todo lo pintan con colores llamativos que solo hacen que darle más y más alegria al lugar … creando una atmósfera que te envuelve y que hace darte cuenta que estás en un pequeño paraíso.

Otra cosa que están potenciando mucho en la isla es el tema reciclaje. Un ejemplo son estos mosaicos realizados con las tapas de bebidas. Aún así, se ven muchas zonas de la isla que se han convertido en mini vertederos, donde puedes ver no solamente desechos plásticos, sino cualquier otro elementos como por ejemplo mobiliario de oficinas y ruedas de vehículos.

Esta «oda al color» se da en toda la isla, pero quizás es en la zona norte donde se hace aún más notorio. A esto súmale la cantidad de «graffities» que te encuentras. Cualquier pared se convierte en una oportunidad para demostrar el talento y alegria que abundan en este lugar. Quiero destacar las obras del autor colombiano @jota_art, ¡realmente son increíbles!

Manglares Old Point

Si continuamos recorriendo la isla hacia el este, el siguiente destino será el Parque Regional de Mangle Old Point, un auténtico «Santuario natural» que pocos turistas conocen y que está ubicado en las bahías Hooker y Haynes.

Este lugar tiene más de 50 hectáreas de manglar y ha sido un lugar de «restauración» vital para la conservación del hábitat original de la isla y sus especies, tales como cangrejos, iguanas, lagartos y muchas aves endémicas que te sorprenderán. La creación de estos espacios fue posible también gracias a que la UNESCO declaró el archipiélago como reserva natural.

Si te animas, puedes conocer el sistema de manglares en un kayak que tiene el fondo transparente, para que no te pierdas ningún detalle de lo que ocurre bajo sus aguas.

La Loma de San Andres

Si quieres vivir la auténtica cultura isleña tienes que subir a la Loma de Andrés. Aquí se alojaron los primeros pobladores de la isla, por eso podrás descubrir la auténtica gastronomía local y disfrutar de la panorámica vista desde el Mirador de la Loma.

Tambien podrás conocer la primera iglesia Bautista de la Isla, construida en 1847. Una de la iglesia más antigua de toda Latinoamérica.

El siguiente punto de interés se encuentra a unos 45 minutos caminando y es Big Pont, una laguna que constituye la única fuente de agua dulce de la isla. Esa es la razón por la cual los primeros pobladores se instalaron acá.

Las babillas (cocodrilos) que hay en la laguna no son originarias de San Andrés. Llegaron de contrabando y fueron interceptadas por las autoridades, quienes decidieron soltarlas en este lugar y ahí se empezaron a reproducir.

Jardín botánico y playas de San Luis

En San Andrés también es posible encontrar otras actividades como visitar el Jardín Botánico, que además de reunir las especies de fauna y flora nativas del archipiélago (entre las que se destacan 14 clases de reptiles y 30 de aves), cuenta también con un mirador 180 grados de 12 metros de altura, desde el que se observa toda la bahía de San Andrés, la barrera de arrecife y algunos cayos.

El plan ideal después de ver y visitar el Jardín Botánico, es ir a ver las típicas casas coloridas de la isla o simplemente disfrutar bañándote en sus playas de San Luis.

Para mi las playas del norte que nombre anteriormente, son más bonitas que las de San Luis, aunque la gracia de estas es que son más pequeñas y están más apartadas, por lo cual hay menos gente y el ambiente puede catalogarse como más íntimo. Eso si, hay que considerar que el acceso a estas playas se hace muchas veces por propiedad privada, por tanto te cobran por el acceso.

En esta zona aún se conservan muchas casas de la época colonial en San Andrés. Te sorprenderán sus colores y podrás apreciar las dos caras de la moneda: las casas que se han conservado y las que por efecto de la sal se han ido deteriorando hasta quedar en ruinas. Se crea un contraste increíble.

Visitar el lado oeste de la isla

Si recorremos la isla por su lado oeste, yendo desde el norte, nos encontramos con varias atracciones:

  • La casa museo isleña, en la cual podrás ver cómo vivían los habitantes en la isla originalmente. No es nada del otro mundo, la visita es guiada y dura unos 5 minutos. Al final pondrán música y te enseñarán un par de pasos de reggae. La entrada es barata, por tanto te recomiendo que vayas, aunque sea por la curiosidad de ver una casa ancestral por dentro.
  • La Cueva del Pirata Morgan, donde dicen que escondió sus tesoros, aunque nadie nunca los ha encontrado. La entrada es muy cara y a juzgar por las evaluaciones que vi por internet decidí no entrar. Desde fuera tampoco se ve gran cosa, pero es mi opinión.
  • La Piscinita es un sitio que se ha hecho famoso para hacer snorkel. Existe otro lugar llamado Piscinita en el lado este de la isla, por eso es importante que preguntes por ella como West View. En ella encontrarás un bar, un par de tablas al estilo pirata para saltar al mar y un tobogán. En el lugar se forma una especie de piscina natural donde todo el mundo lanza trocitos de pan de manera que este se llena de peces. Te cobran por entrar, pues el acceso es privado y con la entrada te entregan un trocito de pan para que apoyes a la causa de asegurar que el lugar esta lleno de peces :)). Es muy curioso porqué la costa del lado oeste de la isla está prácticamente formada por acantilados. No son playas con arena, sino rocas que terminan abruptamente y que para acceder al mar sencillamente debes saltar al agua desde alturas que varían de los 2 a 4 metros de altura. Justo por esta razón han instalado en la Piscinita unas escaleras como las que hay en las piscinas. Esto hace que tengas que hacer una cierta cola cada vez que quieres salir o entrar al agua.

Recorrer la isla en bici

La isla tiene un largo máximo de 12 km, por 3 km de ancho, cubriendo una superficie total de 26 km cuadrados. Una experiencia muy bonita es recorrerla en bici siguiendo la costa. La carretera siempre está asfaltada y por tanto se puede deambular fácilmente por ella. Te recomiendo hacer el recorrido de este a oeste para evitar el viento en contra. Circulando a un ritmo normal y parando a hacer algunas fotos, tardé 1h 50 minutos para dar la vuelta entera a la isla. Te recomiendo salir temprano, para que a las 10 de la mañana (hora en que ya empieza a picar mucho el sol) ya estés de vuelta. Si sales más tarde es imprescindible que te pongas un gorro/a para protegerte del sol y lleves mucha agua para hidratarte.

Ver por lo menos un amanecer y una puesta de sol

Para que contarlo … creo que una imagen lo expresa mejor.

Amanecer

Atardecer

Visitar el Johnny Cay y el Acuario

Os recomiendo tomar la excursión combinada Johnny Cay y Acuario. Fue el único tour que yo tomé y creo que es un imperdible. Venir a San Andrés y no hacerlo, significa perderse las mejores playas y posibilidades de hacer un increíble snorkel.

El Acuario es un lugar donde puedes caminar sobre bancos de arena en medio de la inmensidad del mar. Se crean como piscinas naturales por las formaciones de coral que existen y te permite explorar parte de la riqueza marina. También podrás andar hasta Haynes Cay (el agua no te llega más allá de la cintura), también conocida como Cayo Haines o islote Córdoba, y es una pequeña isla situada al lado del Acuario, donde podrás descansar en tierra firme o tomar el sol.

Johnny Cay es un islote más grande y parque regional (se cobra entrada, pero esta está incluida dentro del tour) que está a 10 minutos en lancha desde de San Andrés. Un pequeño lugar de playas de arena fina en el que abundan las palmeras, iguanas y donde puedes pasar la mañana entera.

Curiosidades

  • Los habitantes originarios de esta isla son «los raizales». Es una comunidad étnica africana procedente de la trata de esclavos desde África hasta el continente americano, durante la época de las colonias.
  • Sus habitantes han conseguido desarrollar una cultura única y diferente al resto del país. Por ejemplo, son seguidores de la iglesia bautista, tienen tradiciones particulares e incluso usan un idioma propio: el «criollo sanabresano», que es una mezcla de inglés, lenguas africanas y castellano. Si encuentras a isleños originarios que lo hablan, aprovecha para detenerte a escucharlo un rato!
  • Algo que me sorprendió de esta Isla es ver deambular gallinas (seguido por su tropa de pollitos) y gallos. Los verás sueltos por cualquier calle del centro y aparecerán en la esquina más inversosimil. En realidad te sorprenderá estar escuchando continuamente el canto de algún gallo. Sobretodo los oirás durante el amanecer.
  • Arepas siempre a la orden. San Andrés al igual que ocurre en toda Colombia es sinónimo de comer bien. Sus desayunos son lo que más me sorprendieron, con la gran variedad que tienen de arepas, rellenas de carne y pollo, carne y huevo o rebozadas con huevo. También son exquisitas sus empanadas, o los deditos de queso. Me comí una de cebolla con gambas (camarones) que estaba impresionante.
  • En general cuando viajo a un país tropical siempre te dicen que uses repelente de mosquitos. Yo nunca sigo esta indicación porqué nunca me pican. En San Andrés me cocieron a picaduras. Salen en la tarde noche y son auténticos devoradores. Por primera vez, te recomiendo que uses repelente de mosquitos.
  • Otra curiosidad de la isla es que el agua que se suministra a través de la red pública (o sea el agua que sale del grifo) no es potable.
Destacada

Patrick Rothfuss – El temor de un hombre sabio

El temor de un hombre sabio. Crónica del asesino de reyes: segundo día (título original: The Wise Man’s Fear. The Kingkiller Chronicle: Day Two) es la continuación de El nombre del viento (puedes ver post Patrick Rothfuss – El nombre del viento) y pertenece a la serie Crónica del asesino de reyes. Es la segunda novela del escritor estadounidense Patrick Rothfuss, profesor adjunto de lengua y literatura inglesa en la universidad de Wisconsin.

El temor de un hombre sabio narra las aventuras que Kvothe le cuenta a Cronista durante el segundo día, de los tres que acordaron destinar para escribir el relato de su vida. Su verdadera historia, la que únicamente él conoce, alejada de la leyenda que le han forjado los rumores, las conjeturas y los cuentos de taberna que han acabado convirtiéndole en un personaje mítico: Kvothe… músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y asesino.

«Todo hombre sabio teme tres cosas: la tormenta en el mar, la noche sin luna y la ira de un hombre amable».

Entonces esta segunda parte de la historia empieza donde terminaba El nombre del viento: en la Universidad. En ella, Kvothe continúa con sus estudios y su ocupación de músico en Anker’s, además de sus encuentros aleatorios con Denna. Sin embargo, debido a multitud de problemas, entre ellos tener que presentarse ante la ley del hierro y ser llevado a juicio, sus amigos le aconsejan dejar la Universidad un tiempo. Entonces Kvothe decide ir a Severen para ponerse a las ordenes de maer Alveron, un noble con gran poder. Allí descubre un intento de asesinato, ayuda al maer a cortejar una amada y dirige un grupo de mercenarios con el fin de acabar con los bandidos que extorsionan los caminos por los que viajan los recaudadores de impuestos del acaudalado noble.

Después de estas aventuras Kvothe decide acompañar a uno de los mercenarios a sus tierras, donde aprende el legendario Ketan y consigue seguir el camino del Lethani con ayuda de su maestra Vashet. Es en este momento que Kvothe se vuelve un gran luchador.

A su regreso a la universidad, Kvothe por primera vez, no tiene que preocuparse por el dinero (el maer se comprometió a pagarle las matrículas de un año), y se encuentra con una serie de historias que han pasado de boca en boca narrando las peripecias vividas por un joven pelirrojo que invocó al rayo, regresó de los brazos de Felurian, y consiguió llamar al viento.

Si estáis interesados en leerlo, os dejo el link para que podáis comprar el libro. Yo siempre prefiero la opción de descargar en kindle, para ahorrar papel:

Destacada

Recorrido por Galicia, 3a parte: Bayona (España)

Mi viaje que empezó en A Coruña (ver post Recorrido por Galicia, 1a parte: A Coruña (España)) luego me dirigí hacia Santiago de Compostela (ver post Recorrido por Galicia, 2a parte: Santiago de Compostela (España)) y mi recorrido termina en Bayona.

Hablar de Bayona es hablar de uno de los destinos más bonitos y completos de las Rías Baixas. Esta villa marinera, situada en el extremo sur de la Ría de Vigo, en la península de Monteferro, es una auténtica maravilla. Más allá de su encanto natural, la impronta histórico-cultural de Bayona supone toda una riqueza para la ciudad y un privilegio para los miles de visitantes que cada año llegan a su costa. Su casco antiguo que aún conserva ese increíble aire medieval, la Fortaleza de Monterreal y la réplica de la carabela La Pinta (una de las tres embarcaciones con las que Cristóbal Colón viajó a América por primera vez) son sus grandes exponentes, y juntos nos transportan al término del siglo XV e inicios del XVI la época de mayor esplendor de este lugar.

La península de Monterreal, y concretamente el lugar de Monte Boi, fue durante siglos uno de los puntos estratégicos más importantes para la defensa del territorio marítimo de las Rías Baixas. De hecho, por su posición geográfica, Bayona tuvo que soportar los constantes ataques de los invasores portugueses, corsarios ingleses e incluso piratas normandos que llegaban a sus costas con la única intención de saquear y destruirlo todo. Aún así, dentro de sus murallas se pueden diferenciar dos períodos, el medieval y el renacentista, aunque en el solar ya había un castro o castellum en el siglo II a. C. En el 60 a.C, cuando Julio César conquistó Bayona, tuvo que perseguir a los rebeldes hasta sus refugios en las islas Cíes. Romanos, visigodos y musulmanes dejaron su huella en el castillo.

Entre los siglos XII al XVI fue construido la totalidad del famoso castillo y fortaleza de Monterreal, también conocidos como Monte do Boi. Aunque sería ya bien entrado el siglo XV, concretamente el año 1493, cuando se convertiría en uno de los lugares más importantes de la comarca del Val Miñor, de Galicia y también de España, gracias a la llegada de La Pinta, la carabela de Colón, a las costas de Baiona anunciando el descubrimiento del “nuevo mundo”.

Este hito propició que los Reyes Católicos ordenasen levantar la ciudad dentro del terreno amurallado. La fortaleza se transformó entonces en villa al serle otorgarda la Carta Puebla, que permitió a cientos de familias vivir entre sus muros. Ya en el siglo XVI, Baiona alcanzó su máximo esplendor al completar sus 3 kilómetros de murallas y las tres torres; y al recibir, de manos de Juan II de Castilla, el privilegio de ser el único puerto gallego, junto con el de A Coruña, con potestad de comercio internacional.

Cada mes de marzo la localidad se viste de época para festejar este hito con la conocida romería medieval de la Arrivada.

La apariencia actual del castillo procede de la reconstrucción efectuada en el siglo XVI por Diego Sarmiento de Acuña, conde de Gondomar, que lo renombró como castillo de Monterreal, en honor de los Reyes Católicos y lo usó como residencia. Con el tiempo, la propiedad fue adquirida por el Ministerio de Información y Turismo, que construyó el moderno edificio del parador para reemplazar la residencia veraniega del Marqués del Pazo da Merced.

Aunque en la actualidad la fortaleza y el castillo funcionan como parador de turismo, el acceso al recorrido se encuentra abierto al público en su totalidad y puede ser visitado en cualquier fecha del año. El horario de visita es de 10:00 de la mañana a 22:00 de la noche. La entrada es de un euro si la visita se hace a pie y de 5 euros si se realiza con vehículo. El recorrido por su interior merece la pena no sólo por su carácter histórico, sino también por su importante valor paisajístico. Cualquier punto del conjunto fortificado sirve como un imponente mirador improvisado, con panorámicas inmejorables de la ría de Vigo, las islas Cíes y toda la línea costera de la ciudad.

Después de la visita a la fortaleza puedes darte un refrescante baño en las pequeñas playas urbanas de Barbeira, Riberia y Cuncheira, situadas a los pies del Monte Bei.

Frente a la playa de la Ribeira, en la zona del puerto deportivo, se encuentra una réplica de la carabela La Pinta. Fue el 1 de marzo de 1493, cuando capitaneada por Martín Alonso Pinzón, atracó en el puerto de Baiona, días antes que Colón llegará a Lisboa, y mandó varias cartas con el descubrimiento a distintos puntos de Españas y a la Corte Real.

Durante la conmemoración del V Centenario del Descubrimiento se construyó una réplica exacta de la embarcación con reproducciones de objetos y figuras de la época colombina para que los turistas puedan observar el barco tal y como llegó a Bayona.

Otras cosas que ver en Bayona relacionados con el descubrimiento son la Estatua de Pinzón, el monumento Encuentro entre dos mundos y el Monolito de la Arribada.

Destacada

Recorrido por Galicia, 2a parte: Santiago de Compostela (España)

Mi viaje que empezó en A Coruña (ver post Recorrido por Galicia, 1a parte: A Coruña (España)) continúa ahora hacia Santiago de Compostela.

Para llegar no tomo la Autopista del Atlántico ni la Nacional 550, sino que me dirijo a través de las carreteras que van rodeando la costa. Uno de los elementos que me llaman más la atención son el gran número de molinos de viento instalados en medio de los paisajes asombrosos que nos entrega Galicia. La comunidad gallega tiene una potencia instalada en parques de 3.800 megawatios.

Durante este recorrido, hago una parada en playa de Carnota (una de las 100 mejores del mundo, según la revista alemana “Traum Strände” y “The Guardian” la ha incluido en su selección de las mejores playas de Europa). Con sus más de 7 Km. de longitud, está considerada como la más larga de Galicia. Junto a ella se encuentran las Marismas de Caldebarcos y un conjunto de dunas de 626.000 m². Por todo eso, este lugar situado a la desembocadura del río Valdebois se ha convertido en uno de los espacios naturales de mayor interés ecológico y paisajístico de Galicia, dando cobijo a gran variedad de aves migratorias y flora endémica.

En Carnota se encuentra también un conjunto histórico y arquitectónico de gran belleza. Está compuesto por la iglesia de Santa Comba o Columba, el espectacular hórreo, una casa rectoral y un palomar.

El templo fue construido años antes que el hórreo, concretamente en el año 1755 bajo el estilo barroco clasicista, pero no se acabó hasta el 1825, cuando se construyó su torre campanario. Su estructura mezcla la planta de cruz latina con la basilical de 3 naves. Sus cimentaciones se sitúan encima de una iglesia primitiva más pequeña de estilo románico. Destaca por su retablo, obra de Ferreiro y la torre campanario obra de Carlos Aboy. A sus alrededores hay espléndidos lugares donde comer.

El de Carnota es uno de los hórreos más largos de Galicia con sus 34 metros de longitud, por detrás del cercano de Lira, que mide 36,53 metros. La escasa diferencia entre ambos hace pensar en una competición entre las localidades por la construcción más larga. Pero al margen de la longitud, el de Carnota es todo un icono. Declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y Monumento Nacional por su belleza y arquitectura.

De Carnota me dirijo a Santiago de Compostela, capital de la comunidad autónoma de Galicia y ciudad que enamora a primera vista por su monumental Catedral y por su entramado de callejuelas del casco antiguo. Además es uno de los tres principales centros de peregrinación del cristianismo, junto con Jerusalén y Roma. El Camino de Santiago es la denominación que tiene un conjunto de rutas de peregrinación cristiana de origen medieval que se dirigen a la tumba de Santiago el Mayor, situada en la catedral de Santiago de Compostela.

La Catedral de Santiago de Compostela fue construida entre 1075 y 1211 para albergar el sepulcro del Apóstol Santiago. En su arquitectura mezcla el estilo románico con elementos barrocos y góticos, que le dan un aspecto imponente. Una vez vista la impresionante fachada desde la Plaza del Obradoiro, puedes entrar en su interior por la Puerta de Platerías o la Puerta Santa para recorrer algunas de sus 16 capillas y sobre todo, sorprenderte con el botafumeiro, un enorme incensario de 50 kilos que se pone en movimiento durante celebraciones religiosas.

Además de las fantásticas visitas de la Catedral, la Plaza de Obradoiro tiene varios de los lugares que ver en Santiago de Compostela más bonitos como el Pazo de Raxoi, actual sede del ayuntamiento, el Pazo de Xelmirez, antiguo palacio episcopal de la catedral, y el Colexio de San Xerome, el antiguo colegio mayor de la ciudad. Pero el edificio mas espectacular es el Hospital de los Reyes Católicos, construido en 1501 por orden de los Reyes Católicos para dar cobijo a los peregrinos que terminaban agotados y a veces enfermos el camino de Santiago. En la actualidad funciona como hotel.

El Casco histórico, situado alrededor de la Plaza de Obradoiro fue declarado Patrimonio de la Humanidad, al recorder sus callejuelas empedradas pasando por plazas, palacios, casas señoriales, fuentes e iglesias te trasladarás a la época medieval.

El Convento de San Francisco, situado en un lugar conocido como el Valle de Dios, es un monasterio franciscano fundado a comienzos del siglo XIII y otro de los lugares imperdibles a conocer en Santiago de Compostela. Según la tradición fue el propio San Francisco de Asís, después de una peregrinación, quien mandó construir este templo a un carbonero llamado Cotolay, aunque a principios del siglo XVIII se vino abajo y actualmente solo se conservan cinco arcos góticos en el claustro y el sepulcro de Cotolay, del convento original. El edificio actual es de estilo barroco y neoclásico, destacando por su sobriedad y por tener en su interior un precioso atrio y claustro.

El Monasterio de San Martín Pinario, un monasterio benedictino fundado en el siglo X y situado en la Plaza de la Inmaculada, destaca por su fachada en forma de retablo y con varias figuras religiosas, sus dos claustros y por la iglesia, que alberga en su interior un excelente retablo mayor de estilo barroco y la preciosa sillería del coro, realizada en nogal.

Tampoco te puedes ir de la ciudad sin probar algunos de sus deliciosos platos entre los que predomina el pescado y marisco de calidad como el pulpo a la gallega, los percebes, las vieiras, la empanada gallega o su famosa tarta de Santiago.

Desde Santiago, mi próximo destino dentro de este recorrido por Galicia es Bayona. Te dejo aquí el post Recorrido por Galicia, 3a parte: Bayona (España)

Destacada

Frutillar, lago Llanquinue – Sur de Chile

Frutillar (nombre que toma por la frutilla chilena presente en los alrededores y bosques) es una población localizada en la bahía oeste del lago Llanquihue, en la región de Los Lagos (zona sur de Chile, dentro de la Patagonia Chilena). Se caracteriza por las vistas a los volcanes y a la ribera de la bahía junto al horizonte del gran lago Llanquihue. Es conocida por las tradiciones alemanas de sus fundadores y de las Semanas Musicales de Frutillar. Gracias a este festival y al Teatro del Lago la ciudad se ha convertido en la capital de la música en Chile. También se han incorporado otras actividades desde 1996 con la creación del primer club de yates. En el año 2012 se incorporó la primera cancha de golf. Así, la bahía de Frutillar complementa una diversificada gama de actividades que incluyen música, artes, pesca-caza deportiva, navegación a vela y golf.

La ciudad de Frutillar fue fundada a orillas del lago Llanquihue el 23 de noviembre de 1856 por inmigrantes alemanes que llegaron a la zona en el periodo de la colonización del lago Llanquihue durante el gobierno del presidente Manuel Montt. Las condiciones económicas en Alemania para los agricultores se deterioraron durante la revolución industrial. Los campos remplazaron la mano de obra por la mecanización de aserraderos, enfardadoras de pasto y granos, tractores y otras maquinarias de alto rendimiento agrícola, lo que generó una alta cesantía. El trabajo de convencer a los agricultores para viajar al nuevo mundo en la Patagonia (estuvo a cargo de a Bernardo Philippi) fue complejo y se tuvo que entregar concesiones de tierras e insumos de parte del Estado Chileno para incentivar a las familias alemanes a inmigrar hacia Chile. Finalmente, el primer grupo llegó a Valdivia en 1846 y se estableció en las cercanías de Valdivia y la La Unión. Durante los 10 años siguientes arribaron vapores de Alemania a Melipulle ciudad rebautizada con el nombre de Puerto Montt en honor al presidente de la época. Los colonos se dedicaron a labores agrícolas, ganaderas, instalando lecherías, molinos, destilerías, curtiembre, cesterias y lugares de abastecimiento.

Frutillar se convirtió en un paso obligado entre Puerto Montt y Osorno lo cual permitió un rápido desarrollo de la ciudad. Con el arribo del ferrocarril en 1907 nació la estación de Frutillar que sería una nueva conexión entre Santiago y Puerto Montt. Eso incentivo que se instalarán pequeñas industrias, comercio, hostales y centros de abastecimiento.

La ciudad de Frutillar en el año 2017 fue reconocida por UNESCO como la primera Ciudad Creativa de Chile y la más austral del mundo, siendo parte de la Red de Ciudades Creativas de la Música. La calle principal es la avenida Philippi, que corre a lo largo de la bahía. Se distinguen por el edificio Municipal, la Iglesia Católica y la Iglesia Luterana, el Teatro del Lago, el muelle de la ciudad, la Casa Richter (Escuela de las Artes), la Escuela Bernardo Philippi, el Club Alemán, casas patrimoniales y hostales forman parte de la primera línea de la rivera del lago en la bahía de Frutillar.

Destacada

Meet Vincent van Gogh (Santiago – Chile)

La única exposición oficial del prestigioso Museo van Gogh de Ámsterdam llega por primera vez a Santiago. La muestra está abierta al público desde el 1 de julio hasta el 15 de agosto en el parque Bicentenario de Vitacura. Puedes comprar las entradas a través de PuntoTicket.

La exposición entrega una experiencia tridimensional y multisensorial que te permitirán introducirte en la vida y obra del icónico y apasionado artista Vincent van Gogh, uno de los pintores más famosos de la historia.

Los expertos del Museo van Gogh de Ámsterdam han organizado la muestra en seis escenarios, a través de los cuales nos van descubriendo la vida del autor, nos permiten interactuar con algunas reproducciones de las obras a gran escala y escuchar los propios pensamientos del destacado pintor. Todo ello utilizando proyecciones a escala real, fotografías, fragmentos audiovisuales, reproducciones detalladas, animaciones multimedia interactivas y citas extraídas de más de 800 cartas.

Durante el recorrido cobrarán vida numerosos personajes: el propio pintor, su hermano Theo, su cuñada Jo Bonger, su madre y otras personas claves en su vida. Los asistentes viajarán hasta algunos lugares cruciales en la vida de Vincent van Gogh gracias a escenarios teatrales que evocan espacios emblemáticos como el café parisino Le Tambourin, el hospital de Saint-Rémy y la Casa Amarilla de Arlés.

La exhibición tiene como objetivo acercar el arte a todo público y mostrar la historia del conocido pintor holandés de una forma innovadora, moderna y tridimensional gracias a este proyecto inmersivo 360º.

Un poco más sobre la vida del autor

Vincent Van Gogh nació el 30 de marzo de 1853 en Zundert (Países Bajos) y fue hijo de un pastor protestante. Durante su infancia sufrió por haber sido el sustituto de un hermano que nació muerto justo el mismo día, pero un año antes que él, y al que también habían llamado Vincent. El pequeño Vincent fue un niño solitario y asistió a la escuela de manera muy irregular hasta que la abandonó definitivamente a los quince años. De adolescente desarrolló un carácter muy difícil y una personalidad cambiante e inestable.

En 1869 empezó a trabajar como aprendiz en Goupil & Co. (más tarde Boussod & Valadon), una importante compañía internacional de comercio de arte de La Haya. Van Gogh ya se sentía atraído por el arte. Le gustaban los pintores holandeses del siglo XVII como Rembrandt y los paisajistas franceses como Millet.

Con el tiempo, su religiosidad se había ido agudizando y decidió seguir los pasos de su padre e ingresar en la escuela evangélica. En 1879 fue enviado como misionero evangelista a Wasmes, en la región minera de Borinage (Bélgica). Se dedicó por completo al cuidado de los mineros. Finalmente, en 1880 regresó agotado a casa de sus padres y decidió dedicarse a la pintura. A raíz de esta experiencia Van Gogh impregnó sus obras de una oscura personalidad fruto de su carácter; quería pintar gente trabajando y reflejar con un absoluto realismo la vida cotidiana de los más desfavorecidos.

Años más tarde se movería a Paris. En esa época Van Gogh experimentó con el neoimpresionismo, estilo que había conocido a través del pintor Paul Signac, y se decantó por el paisaje y el retrato empleando colores puros y pinceladas de pequeños toques.

En 1887, durante su estancia en Arlés, en el sur de Francia, Van Gogh realizó un gran número de obras: autorretratos, paisajes, pinturas de flores como Los girasoles o La terraza de café en la Place du Forum, en las que logrará superar las limitaciones cromáticas de los impresionistas y sus composiciones estarán dominadas básicamente por dos tonos: el azul y el amarillo.

En mayo de 1889, ante el temor a perder su capacidad para trabajar, Van Gogh pidió ser ingresado en el hospital psiquiátrico de Saint-Rémy-de-Provence, donde permaneció doce meses.

Durante los últimos treinta meses de su vida, Van Gogh llegó a realizar quinientas obras y en sus últimos 69 días firmó hasta 79 cuadros. El 22 de febrero de 1890, Van Gogh sufrió una nueva crisis calificada por él “como el punto de partida de uno de los episodios más tristes en una vida ya plagada de tristes acontecimientos”. El 29 de julio de 1890, a la edad de treinta y siete años, mientras paseaba por el campo, se disparó en el pecho con un revólver. No se dio cuenta de que su herida era mortal y volvió a la pensión Ravoux, donde murió en su cama dos días después en brazos de su hermano Theo.

Destacada

Port de la Selva – Cataluña, España

Port de la Selva está situado en la costa norte del Cap de Creus, en el Alt Empordà, muy cerquita de Cadaqués y Roses, a 70 km de Girona y a 170 km de Barcelona. Este pueblo es de origen pesquero, aunque el turismo ha ido tomando el relevo como principal sector económico. Su atractivo a parte del puerto y sus maravillosas playas, es la iglesia de Santa María de las Nieves y por supuesto, a escasos kilómetros, el Monasterio de Sant Pere de Rodes.

Las primeras referencias del lugar se remontan al año 974 cuando se nombra al portus quod discunt Armi-rodas como donación de Gausfred I de Empuries-Rosselló al Monasterio de Sant Pere de Rodes. La pequeña población de Selva de Mar se encargaba de dar servicio al monasterio y realizaba el cultivo de viñas y olivos. La pesca fue adquiriendo importancia y algunas personas bajaban a la bahía a pescar. Fue en ese momento cuando se empezaron a construir las primeras casitas a pie de playa, que no eran más que lugares donde guardar los aparejos y el pescado. En el año 1725 se inició la construcción de la primera iglesia y posteriormente, gracias al aumento de población, Port de la Selva se acabó independizando de Selva de Mar. Corría el año 1787 y se logró gracias a un privilegio concedido por Carlos III.

Uno de los ilustres veraneantes de este pueblecito fue Josep Maria de Sagarra, que encontró en el lugar la inspiración para escribir algunas de sus obras de ambiente marinero como La balada de Luard, El mariner o Cançons de rem i de vela.

Santa Cruz de Rodes

El despoblado de Santa Cruz de Rodes se encuentra situado en un pequeño altiplano de 540 metros de altura cerca del Monasterio de San Pedro de Roda, en el municipio del Port de la Selva. Su estructura urbana corresponde a una villa cerrada, es decir, un pueblo en el que las fachadas posteriores de las casas hacen las veces de muralla y al que solo se puede acceder a través de los portales fortificados. Su centro neurálgico era la plaza de la iglesia, en torno a la que se sitúan las casas, separadas por las calles que llevan a ella. Se tratan de edificios de grandes dimensiones (de entre 70 y 100 m2), de planta baja y un piso, y cubierta de tejas, que a menudo disponían de un patio, huerto o corral.

Santa Creu de Rodes nació y creció a la sombra del Monasterio de Sant Pere y fue un lugar próspero donde se celebraban ferias y mercados, con posaderos, sastres, panaderos, zapateros, herreros, taberneros o notarios, entre otros, que ofrecían sus servicios a todo aquel que llegaba, en especial, a los numerosos peregrinos que se dirigían al monasterio.

La primera documentación que cita a la iglesia de Santa Cruz se remonta al año 974 y en ella se mencionaban los bienes del Monasterio de Sant Pere Rodes, entre los que se encontraba esta iglesia, por aquel momento dedicada a la Santa Cruz. Originalmente el templo se construyó sobre los restos de una antigua torre vigía que pasó a cumplir la función de campanario. Luego contó con una nave que estaba cubierta mediante una bóveda de medio cañón y finalizaba en tres ábsides dispuestos en forma de cruz. Con el tiempo pasó a tener tres naves.

Evolución iglesia entre el siglo X, XII y XVI

Fue en el año 1113 cuando se reconoce la fecha de consagración de la iglesia y se la menciona como parroquia. Por lo tanto, a partir del S. XII surgió la población que rodeó a la iglesia.

En el siglo XIII sufrió un importante despoblamiento a raíz de la participación de una buena parte de su población en la conquista de Mallorca, donde se quedaron. Luego en 1345 vivió un grave episodio de peste negra que también afectó al Monasterio de Sant Pere de Rodes. En el siglo XVI la iglesia de Santa Cruz de Rodes perdió la condición de parroquial, lo que indica que el lugar debía estar prácticamente deshabitado y pasó a converirse en la ermita de Santa Helena que mantuvo su culto hasta finales del Siglo XIX.

Monasterio de Sant Pere de Rodes

En lo alto de la sierra de Verdera se levanta uno de los conjuntos monumentales más interesantes para conocer el mundo medieval. En este espacio se reúnen tres elementos que representan los puntales de la sociedad feudal: los que rezan, en el Monasterio de Sant Pere de Rodes; los que producen, en el poblado de Santa Creu, y los que luchan, en el Castillo de Verdera.

El centro del conjunto es el Monasterio de Sant Pere, que se convirtió en el monasterio más importante del condado de Empúries tanto por el papel relevante de sus abades como por ser un importante centro de peregrinaje gracias a las reliquias que custodiaba.

Desde su fundación, gozó de la protección de los condes de Empúries, que le dotaron de tierras y privilegios, lo que hizo que se convirtiera también en un importante señor feudal. Entre sus dominios estaba Santa Cruz de Rodas, un pueblo dedicado fundamentalmente al comercio y la producción artesana que atendía las necesidades del monasterio. Gracias a las peregrinaciones, entre los siglos XII y XIV gozó de una gran prosperidad, hasta llegar a tener unos 250 habitantes. Pero las guerras, los saqueos y los estragos causados ​​por las malas cosechas y las epidemias provocaron el repentino abandono de Santa Cruz.

La seguridad del conjunto dependía del castillo de Sant Salvador de Verdera, que simboliza los aspectos guerreros de la sociedad feudal. El castillo había sido dado al monasterio por los condes de Empúries, pero su valor estratégico, dominando el cabo de Creus, hizo que los condes intentaran recuperarlo, provocando continuos enfrentamientos con los abades.

El elemento más destacable del conjunto es la iglesia del monasterio que, por su originalidad y antigüedad, es una pieza excepcional en el románico catalán. Construida entre los siglos X y XI, para acoger a los peregrinos, permite captar el esplendor que vivió el monasterio. La construcción destaca por la gran altura que le proporciona un original sistema de pilares y dobles columnas, y por la riqueza ornamental presente en los capiteles y en la casi desaparecida portalada, obra del maestro de Cabestany.

Selva de Mar

La Selva de Mar es un pueblecito ubicado en el Alt Empordà, Girona a 2 km del Port de la Selva. Pertenece a a Sierra de Rodes y esta emplazado en la falda de la montaña de Verdera. Ahí es donde comienza la península que conforma el Parque Natural del Cabo de Creus.

Este pequeño pueblo, al igual que Port de la Selva, nacen para dar servicio al Monsaterio de Sant Pere de Rodes. En Port de la Selva se establecieron un grupo de pescadores para abastecer el monasterio de productos del mar y Selva de Mar era el lugar donde vivian los locatarios que trabajaban los campos de viña y olivos introducidos por los Romanos y que proporcionaban principalmente aceite y vino al monasterio.

En lo que concierne a la historia del pueblo, tan solo sabemos aquello que la tradición oral ha transmitido de padres a hijos. Gran parte de los archivos locales fueron destruidos durante la guerra civil, siendo el más antiguo que se conserva, una carta del Conde de Empúries dirigida al monasterio de Sant Pere de Rodes en la que se hace mención de una capilla que se encontraba en el emplazamiento actual del pueblo y que fue construida en el siglo VII, una época en la que el bosque cubría las colinas y el valle de las inmediaciones lo que daría el nombre de selva al pueblo.

En el siglo XIX la agricultura constituía la actividad económica más importante. Con el descubrimiento de la electricidad y la mecanización de los molinos, Selva de Mar adquirió gran renombre por su producción de aceite hasta que en 1956 las heladas menguaron drásticamente la producción. Hoy podemos visitar el pequeño museo testimonio de la importante actividad agrícola de la localidad.

Al día de hoy es un lugar escogido por personas de la comarca, y barceloneses de fin de semana, que conocedores de su situación privilegiada eligen este bellísimo pueblo como segunda residencia.

Recorriendo el pueblo a pie podemos cruzar el Recs del Gorgs por medio de varios puentes de piedra que aún existen hoy y que formaban parte de antiguos molinos. Una parada en la fuente de Lledoners nos permitirá refrescarnos con su agua prominente de las laderas internas del valle. También podremos apreciar las antiguas murallas medievales (hoy totalmente integradas con las casas del pueblo) que servían como defensa de los piratas y los ataques sarracenos. que recubrían el pueblo de las cuales tan solo quedan las torres del Siglo XVI.

Destacada

Cobá, Cancún – México

Mi estadía en Cancún, Ribera Maya, la hice en un resort de estos que te ponen la pulsera all inclusive y ya está, solo debes pensar en bañarte (debes llevar zapatillas de agua si te quieres remojar en la playa, pues hay mucho coral y piedras que en caso de pisarlos te puedes dañar tus pies), comer y asistir a los shows nocturnos.

La verdad es que la comida tipo bufete era muy variada y muy buena, tenías un montón de diferentes piscinas donde disfrutar, algunas con juegos incluidos y en la noche también había opciones de cenar en restaurantes (previa reserva) y asistir a shows en vivo que eran fantásticos.

Aún así y después de resaltar que es una de aquellas cosas que vale la pena hacer para saber lo que es, yo tengo que decir que me aburro bajo esta modalidad de vacaciones, pues no sirvo para estar todo el día tirado en una amaca al lado de la piscina. Por eso tomé una excursión para ir a conocer el complejo de Cobá.

Zona Arqueológica de Cobá

La antigua ciudad maya de Cobá (significa «agua turbia» en el idioma maya) se encuentra a mitad de camino entre Tulum y la todopoderosa Chichén Itzá (Península de Yucatán), en una zona rodeada de 5 lagos, que ayudaron al desarrollo y subsistencia de la ciudad. Además estaba comunicada por extensos caminos levantados de piedra, conocidos en lengua maya como sacbé (camino blanco), de longitud y ancho variables. El más largo de ellos con 100 kms, llega al sitio de Yaxuná, muy cerca de Chichén Itzá. Hay evidencias de que hubo un asentamiento humano en este lugar hacia el año 100 a.C., aunque fue entre el 500 y el 900 de nuestra era cuando Cobá ejerció su poder en toda la región, siendo una de las mayores ciudades mayas de entonces, con una población de unos 55.000 habitantes y una extensión de 70 kilómetros cuadrados. A partir del año 900, Cobá entró en una dura disputa con Chichén Itzá, de la que salió derrotada y empezó a perder importancia política en el territorio.

La visita por la ciudad puedes hacerlo a pie, o bien alquilando una bicicleta a la entrada del recinto o sino tienes ganas de pedalear puedes contratar un servicio de tricitaxi.

En esta ciudad se pueden encontrar 43 estructuras, siendo estas las más emblemáticas:

  • El Templo de la Iglesia es uno de los más antiguos de todo el yacimiento, construyéndose entre el año 300 y el 600, y el segundo más alto con 25 metros (tras la gran pirámide de Nohoch Mul).
  • Dos estructuras donde se desarrollaba el Juego de Pelota. Cada una de ellas está conformada por dos paredes paralelas, con una base que sobresale, y donde todavía se pueden ver los aros a través de los cuales los equipos tenían que introducir la pelota. Estos juegos eran rituales muy comunes en el mundo maya.
  • Templo Oval (o Xaibé) es una pequeña pirámide escalonada, con una escalera frontal que llega a lo más alto, y con las esquinas redondeadas. Su base por tanto es en forma semicircular.
  • Conjunto de Las Pinturas son los edificios más nuevos del recinto y pertenecen a la última época en que Cobá fue ocupada. Lo conforman unos restos de unos altares y columnas y detrás el edificio principal del conjunto, una pequeña pirámide con un templo en la parte superior, que debía tener el interior decorado con pinturas murales, de ahí el nombre.

  • Pirámide de Nohoch Mul («Nohoch Mul» en maya significa «montículo grande») es una pirámide de 42 metros, siendo la más alta de todas las zonas arqueológicas del norte de la Península de Yucatán. Se trata de una estructura de 7 niveles, con los laterales redondeados, cuya cima está coronada por un templo de construcción más tardía.
Destacada

Osho – El libro del sexo

La visión del sexo de Osho es muy distinta a la que enseñan muchas religiones, que básicamente lo califican como un acto impuro, pecaminoso e incluso inmoral, siempre que su fin no sea la reproducción.

Para él, el acto sexual correctamente realizado se convierte en un camino hacia la elevación espiritual e incluso la iluminación. Pues nos dice que el hecho de reconocer la energía sexual como una energía biológica nos abre las puertas del autoconocimiento. Desde esta posición nos anima a que exploremos esta vía y rompamos las estructuras impuestas por las religiones que nos llevan a pensar en el sexo como algo sucio e impuro.

Finalmente también nos recuerda que el acto sexual es el elemento central de la existencia. Sin sexo no habría existencia, por tanto es imposible que sea algo malo.

El sexo es energía sin refinar. Tiene que ser transformado y es a través de la transformación hay trascendencia. Las religiones en lugar de transformarlo lo han estado reprimiendo y si lo reprimes es natural que termines convirtiéndote en una persona pervertida, en alguien que se llega a obsesionar con el sexo.

A partir de estos principios, Osho responde a las distintas cuestiones que plantea la sexualidad (adjunto solamente algunos de los puntos clave que contiene cada apartado):

  • La búsqueda del amor: el sexo es el punto de partida de todos los viajes del amor. Pero todas las culturas y las religiones lo atacan: «El sexo es pecado… el sexo va contra la religión… el sexo es peligroso». Y no nos entra en la cabeza que es la energía sexual lo que, en última instancia, se transforma y transmuta en amor. No hay que luchar contra el sexo, sino reconciliarse con él, porqué el amor es una evolución que se produce cuando superamos la energía sexual y esto solo puede ocurrir si esta se acepta.
  • La atracción fundamental: los seres humanos se han empeñado en ocultar y reprimir el sexo, lo cual sólo ha ocasionado que nos obsesionemos con él. Hoy en todos lados hay sexo. La represión da el resultado opuesto.
  • Una nueva puerta: Nuestra energía vital tiene una sola salida, la animal, y esa salida es el sexo. Cuando reprimimos el sexo cerramos esa vía y eso nos causa problemas. Es fundamental que se abra una nueva puerta antes de cerrar la puerta del sexo, de modo que esa energía pueda fluir por otro camino. Puede hacerse, esta nueva puerta es la de la meditación.
  • El nacimiento de una nueva humanidad: mediante el sexo se experimenta la ausencia del ego y del pensamiento, justo cuando tenemos el orgasmo. Pero la experiencia suele durar un momento; resulta difícil imaginar un orgasmo de tres horas. Sin embargo, a través de la meditación nos explica que si es posible que una persona pueda permanecer en el mismo estado en que se encuentra mientras hace el amor, permaneciendo en la ausencia del ego. Entonces, nos plantea que el sexo es el primer peldaño de la escalera que nos lleva a la superconsciencia. El sexo es la fusión de dos individuos minúsculos, una fusión momentánea. El samadhi, la superconsciencia, es la fusión de una gota de agua con un océano ilimitado. Para continuar recorriendo esta escalera nos dice que debemos superar la etapa del sexo (transformándolo de un acto animal a espiritual) y entrar en un estado de celibato que nos permita focalizar nuestra energía vital hacia la obtención de la superconsciencia.
  • Del carbón al diamante: ¿cómo puede una persona que vuelve la espalda a la energía sexual transformarla en amor? Las parejas tienen sexo desde el plano físico. Por tanto esto no es sustentable en el tiempo. Se vuelve algo mecánico y se aburren. El amor surge cuando se consigue llevar el sexo a un plano espiritual (y por tanto trascienden el sexo físico). Entonces entre dos personas surge un nivel de intimidad tan intenso que no conciben perderlo.
  • La deconstrucción del condicionamiento sexual: En el sexo, nos convertimos en animales, y eso hiere profundamente el ego humano, porque no existe diferencia alguna entre un hombre y un perro haciendo el amor. Existe otro condicionamiento; el sexo nos muestra que necesitamos a alguien más para obtener el placer. De modo que nos hacemos dependientes y eso hiere el ego. Por eso las religiones han tratado de que las personas se desarrollen espiritualmente por la vía del no sexo y por eso lo han convertido en el pecado fundamental, y dicen: «A menos que desaparezca el sexo, no entraréis en el reino de Dios». Pero el sexo es la energía más vital, la única energía que tenemos. No hay que luchar contra ella —sería una pérdida de vitalidad y de tiempo—, sino transformarla. Para ello debes conseguir mantenerte atento, como un obsrvador. Al hacerlo en primer lugar notarás los cambios en la energía de tu cuerpo; en segundo lugar, que tu mente se libra de pensamientos, y en tercer lugar, que tu corazón se libra del ego. Y como resultado empezarás a darte cuenta que te conviertes en un ser que irradia amor.

Crea meditación a partir del sexo; haz del sexo un objeto de meditación. Trátalo como un templo y lo trascenderás y serás transformado. Entonces el sexo no estará ahí, pero no habrá ninguna represión, ninguna sublimación. El sexo simplemente se volverá irrelevante, insignificante. Tú has crecido más allá de él. Ahora ya no tiene sentido para ti.

  • Lo moral y lo inmoral: En el futuro existirá una visión del sexo completamente distinta. Será diversión, amistad, juego, en lugar del asunto tan serio en que se ha convertido. La visión actual ha destruido la vida de las personas y les ha impuesto unas cargas tan duras como innecesarias. Ha dado lugar a los celos, al deseo de posesión, a la dominación, el acoso, las peleas, los enfrentamientos, la condena, y todo ello sin razón alguna. La sexualidad es un fenómeno sencillo, biológico. No habría que darle tanta importancia. Su única importancia radica en que la energía puede transformarse, llevarse a planos más elevados, alcanzar mayor espiritualidad. Y la forma de hacerla más espiritual consiste en restarle seriedad. Cuando esto ocurra, los conceptos sexo y moralidad dejaran de estar tan vinculados y por fin la moralidad podrá ocuparse de otras cuestiones, como por ejemplo, de la verdad, la sinceridad, la autenticidad o de la totalidad. Y Osho añade: He observado muchas veces que una persona que no puede disfrutar del sexo tampoco puede profundizar en la meditación, porque se asusta ante la felicidad.
  • Ilusiones y realidades: «Amor» es una de las palabras que más incorrectamente se emplean. La empleamos para miles de cosas. Así, cuando una persona necesita hacer el amor, lo llama amor. El sexo es una forma muy rudimentaria de amor, muy primitiva, el abecedario del amor. No puede ser muy profundo ni puede resultar muy satisfactorio. O podemos referirnos al auténtico amor. En ese caso, significa que eres una persona feliz y te gustaría compartir tu felicidad. Llevas la carga de tu felicidad. Cuando tu amor significa sexo, simplemente llevas la carga de la energía sexual y te gustaría librarte de ella.
  • La comprensión en la práctica: Cuando mantienes una relación sexual sientes miedo, porque en realidad el sexo no es una relación, sino un aprovechamiento mutuo. Si existe una unión sexual con un hombre o una mujer, siempre existe el miedo de que ese hombre o esa mujer se vaya con otra persona. En realidad no existe una relación, sino una explotación mutua. Os aprovecháis el uno del otro, pero no os amáis. Cuando amas a una persona confías en que no se vaya con nadie. Si se va, significa que no hay amor y que no se puede hacer nada. El amor implica comprender esto: los celos no existen.

Si estáis interesados en leerlo, os dejo el link para que podáis comprar el libro. Yo siempre prefiero la opción de descargar en kindle, para ahorrar papel:

Destacada

Torres del Paine (Punta Arenas y Puerto Natales – Chile)

La puerta de entrada al Parque Nacional Torres del Paine es la ciudad de Puerto Natales en la Patagonia. Debido a su inhóspita ubicación, la manera más rápida de llegar es volando en avión hasta la ciudad de Punta Arenas, ubicada 248 kilómetros al sur junto al estrecho de Magallanes. Existen importantes aerolíneas del país como LATAM, Jet Star y Sky Airlines que tienen vuelos desde los principales aeropuertos de Chile y con periodicidad diaria desde Santiago de Chile.

Una vez en Punta Arenas, existen varias compañías de autobús que hacen el viaje hasta Puerto Natales, la duración es de aproximadamente 3h.

Una vuelta por el centro de Punta Arenas

Con vistas al Estrecho de Magallanes, la ciudad de Punta Arenas se hizo famosa por ser el puerto principal de navegación entre el océano atlántico y el océano pacífico antes de la apertura del Canal de Panamá en 1914. La Primera Guerra Mundial fue la principal causa de la emigración de europeos hacia el continente americano. Pero fue la fiebre de oro la que motivó a que muchos croatas, españoles, ingleses y alemanes llegaran hasta la Región de Magallanes.

Hoy en día la ciudad de Punta Arenas ha ido desarrollando el comercio y es catalogada zona franca, libre de impuestos, lo que la hace aún más atractiva para los turistas. Además desde aquí zarpan cruceros que recorren el fin del mundo, sea dirección a la Antártida o a los los Campos de Hielo Sur; las dos reservas de agua dulce más grandes del mundo. También llegan cientos de turistas cada año para conocer el famoso Parque Nacional Torres del Paine. Otra curiosidad es que Punta Arenas es la ciudad más ventosa de Chile y la cuarta en el mundo entero. En noviembre de 1993, tuvo rachas de viento que alcanzaron los 153 kilómetros, por esa razón verás que en sus calles principales existen barandas y cuerdas con el fin de que las personas se puedan sujetar a ellas cuando andan.

Un paseo por el centro nos permite visitar su plaza de Armas, también conocida como plaza Muñoz Gamero. En el centro hay una escultura de bronce que fue inaugurada en 1920 y que representa al navegante Hernando de Magallanes. Desde la misma plaza podrás admirar el Palacio Sara Braun, una muestra bien conservada de la huella que dejaron los acaudalados pioneros de la ciudad. Fue construido entre 1895 y 1905 por el arquitecto francés Numa Mayer y en 1981 fue declarado monumento histórico.

Sara Braun Hamburguer hija de inmigrantes procedentes de la actual Lituania llegados en 1873 a Punta Arenas gracias a una política que fomentó la inmigración europea, contrajo matrimonio en 1887 con el exitoso empresario portugués José Nogueira, el cual había labrado una gran fortuna gracias a las actividades navieras, la caza de lobos marinos y la ganadería ovina, de la cual fue uno de los pioneros fundando años más tarde la Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego.
En la misma plaza se encuentra la Catedral de Punta Arenas, también conocida como Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, es un edificio de estilo jónico con su torre renacentista que está consagrada a la orden de los salesianos.

En el sector norte de la ciudad puedes visitar el Cementerio Municipal de Punta Arenas, oficialmente Cementerio Municipal Sara Braun, con una extensión de cuatro hectáreas está ubicado en la Avenida Bulnes.

Si te diriges a la avenida costanera, podrás apreciar el Monumento a tripulantes goleta Ancud. Fue inaugurado el 2014 y dedicado a la conmemoración de la toma de posesión efectiva del estrecho de Magallanes por parte del Estado de Chile el 21 de septiembre de 1843 (punto estratégico en la conexión entre el océano Pacífico y el Atlántico Sur y que sería, hasta la construcción del canal de Panamá a comienzos del siglo XX, la principal ruta de navegación, cabotaje y exportación de los principales puertos del Océano Pacífico). El monumento corresponde a una escultura de grandes proporciones (6 metros de altura), efectuada en cemento y fierro por el escultor Guillermo Merino Pedrero. La obra representa el viaje de los veintitrés expedicionarios de la goleta Ancud (isla de Chiloé), que zarparon rumbo al estrecho de Magallanes, desde el puerto de Ancud en mayo de 1843 y que fondearon en la ribera de Puerto Hambre el 21 de septiembre de 1843. También aparecen representados seres mitológicos como la Pincoya y el Millalobo y tres animales ganaderos, elementos representativos de la cultura chilota.

Puerto Natales

Puerto Natales es una ciudad y puerto chileno situado en el extremo austral del país, a orillas del Canal Señoret, entre el Golfo Almirante Montt y el Seno Última Esperanza (originalmente habitado por tribus de los pueblos kawéskar y aonikenk), en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena. Es la capital de la comuna de Natales y de la provincia de Última Esperanza, bautizada así por el navegante Juan Ladrillero que la catalogó, en uno de sus viajes, como su “última esperanza” de encontrar el Estrecho de Magallanes. En el año 1893 comienza la colonización de la provincia. La actividad que atrajo a todos estos colonos fue el boom de la ganadería ovina y bovina, que era la principal actividad económica de la región.

Basta con caminar por sus calles entre sus coloridas construcciones de aluminio ondulado, para impregnarse de la quietud que transmite este antiguo pueblo de pescadores. En su Plaza de Armas encontrarás la Parroquia Maria Auxiliadora del Carmen que es de estilo neoclásico inglés con toques románicos tardíos.

Recorriendo la Costanera Pedro Montt podrás admirar hermosas vistas al mar, su muelle histórico, pararte en alguna de sus cafeterías y visitar el monumento dedicado al viento.

Navegación por el glaciar Balmaceda y Serrano

En el campo de hielo sur de la Patagonia se encuentran dos glaciares de montaña, el glaciar Balmaceda y el Serrano, ubicado en el Parque Nacional Bernardo O´Higgings, el más extenso de todo Chile. Prácticamente inaccesibles, ambas lenguas de hielo se deslizan desde la cumbre del cerro Balmaceda hasta la desembocadura del río Serrano en los fiordos de Última Esperanza.

Solamente se pueden visitar navegando por eso es necesario contratar un tour. Los barcos zarpan a primera hora de la mañana desde el muelle de la ciudad, navegando durante aproximadamente tres horas hasta alcanzar el glaciar Balmaceda, que desciende por la ladera sur del cerro con su mismo nombre.

Después las embarcaciones continúan navegando hasta el muelle de Puerto Toro, ubicado junto a la Guardería de Balmaceda – CONAF, donde se ha construido un pequeño camino que bordea la laguna del glaciar, en dirección al glaciar Serrano. Llega hasta un mirador muy cerca de la base, donde se puede apreciar con calma el hermoso paisaje.

Trekking base Torres del Paine

El Parque Nacional Torres del Paine es considerado uno de los lugares más bellos de nuestro Planeta. Fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO y en el año 2103 la octava maravilla del mundo.

En el parque abundan los bosques de lengas y ñirres y se encuentra repleto de senderos señalizados y áreas de descanso que permiten hacer caminatas aptas para cubrir todo tipo de expectativas. Desde largos trekkings de varios días de duración que obligan a acampar al aire libre, como por ejemplo los circuitos W y O, hasta excursiones de un día o sencillos paseos que conducen hacia cascadas, glaciares y lagunas color turquesa.

La ruta que yo hice se conoce como ¨Las Torres¨, debido a los llamativos pilares de granito que se elevan a más de 2000 metros de altitud dominando los cielos de la Patagonia y es uno de los lugares más espectaculares dentro del parque. Este trazado es parte de la ruta W y se puede hacer en un solo día. Para realizarlo debes tener buena condición física, ya que es bastante exigente con 10 km de asenso y un recorrido total de 19 km.

Toma unas 8 horas y comienza por el Valle Asencio, donde hay escasa vegetación hasta llegar al campamento el Chileno a orillas del río Asencio. Luego se continúa por el sendero que se sumerge por un bosque de lengas hasta llegar a la morrena donde comienza el sendero hacia la laguna. Una vez arriba en el mirador Base Torres tendrás una maravillosa vista (si el clima te lo permite) de las tres torres y otros cerros de alrededor.

Durante la excursión no tuve buen clima y finalmente al llegar al mirador las nubes tapaban la vista. La primera y segunda foto muestra lo que yo vi y la tercera lo que puedes ver un día soleado y destapado (esta última foto la obtuve de internet). ¡Lo importante es no desanimarse si esto ocurre!

Destacada

Mario Vargas Llosa – Cartas a un joven novelista


El autor nada más empezar el libro nos advierte que «Éste no es un manual para aprender a escribir, algo que los verdaderos escritores aprenden por sí mismos. Es un ensayo sobre la manera como nacen y se escriben las novelas, según mi experiencia personal, que no tiene por qué ser idéntica ni siquiera parecida a la de otros novelistas

Mario Vargas Llosa dirige a todos aquellos que tienen la ilusión de llegar a ser escritores unas magníficas reflexiones en forma epistolar acerca del arte de narrar. Cómo comenzar a cristalizar esa vocación en obras literarias, por dónde empezar esa aventura, de dónde salen las historias que cuentan las novelas… son algunas de las preguntas a las que el Premio Nobel de Literatura da respuesta en este libro, que se convierte así en una lección magistral del oficio de escribidor.

«Detrás de esas aventuras ficticias que encienden la imaginación de los lectores y los conmueven, hay no solo intuición, fantasía, invención y una pizca de locura, sino también terquedad, disciplina, organización, estrategia, trampas y silencios, y una urdimbre compleja que levanta y sostiene en vilo la ficción

Este ensayo sobre el arte de novelar se divide en doce capítulos en los cuales el autor simula escribirle cartas a un joven escritor. En cada una de ellos, aborda un aspecto diferentes, pero en su gran mayoría nos descubre algún tipo de recurso literario de los cuales se valen los buenos novelistas para dotar a sus novelas de ese hechizo al que caemos rendidos los lectores.

Los apartados son los siguientes:

  • PARÁBOLA DE LA SOLITARIA. Nos explica de dónde surge la vocación de escritor según su experiencia. Concluye que deriva de la insatisfacción que produce la vida real y que nos lleva a crear una realidad ficticia, alternativa
  • CATOBLEPAS. ¿De dónde salen las historias que cuentan las novelas? De la experiencia vivida, existe siempre algo íntimo que se envuelve de fantasía y artesanía. Por tanto, en su opinión, el novelista se alimenta de sí mismo como el catoblepas, animal mítico que aparece en la novela La tentación de San Antonio, de Flaubert.
  • EL PODER DE LA PERSUASIÓN. Defiende que la coherencia entre lo que se cuenta y cómo se cuenta es lo que dota a las novelas de poder de persuasión, que es el elemento clave para conseguir hacernos vivir una mentira como si fuera una verdad imperecedera, hasta el extremo de convencernos de que el mundo es como ellos lo cuentan.
  • EL ESTILO. Nos invita a no copiar un estilo en particular, sino en preocuparnos de simplemente ser auténticos cuando expresemos nuestro relato, para así hacer sentir a los lectores que solo con esas palabras, frases y ritmos, puede ser contada nuestra historia. Además nos da un truquillo: escuchar lo que se escribe, para así perfeccionar la expresión y otorgarle la armonía que solo puede ser percibida si se pronuncia en voz alta el relato.
  • EL NARRADOR. EL ESPACIO. El narrador es el personaje más importante, que puede ser un narrador-personaje (yo), narrador-omnisciente (él) o narrador-ambiguo (tú). Cuanto más interesante es el relato, menos percibe el lector los cambios de narrador, síntoma de que el relato fluye. Una manera sutil de trasladamos del narrador-omnisciente al narrador-personaje es a través del uso de diálogos directos.
  • EL TIEMPO. Nos hace la distinción entre el tiempo cronológico (objetivo) y tiempo psicológico (subjetivo). Para novelar, se decanta por el tiempo psicológico: un tiempo propio, que se acelera y se ralentiza según el relato
  • EL NIVEL DE LA REALIDAD. Concluye que es clave que el novelista a través de su creatividad, se valga de la ficción para brindarnos una visión inédita, renovadora o desconocida de la vida.
  • LAS MUDAS Y EL SALTO CUALITATIVO. Una “muda” es una alteración que realiza el escritor de cualquiera de los aspectos anteriormente mencionados: espacio, tempo y de la realidad. Los cambios en el plano de la realidad son, según Vargas Llosa, los que ofrecen mayores posibilidades. A las mudas que transforman la naturaleza de la historia de forma radical, las denomina “saltos cualitativos”. Estos cambios que experimenta la narración pueden ser súbitos o deberse a la acumulación progresiva de hechos y tardar en llegar. A través de ellos podemos movernos desde una realidad cotidiana y hasta banal al mundo de la fantasía (extravagancia, irrealidad, simbolismo).
  • LA CAJA CHINA. Es un recurso que consiste en construir una historia principal y desde esta generar otra u otras historias derivadas, las cuales sirvan para incorporar misterio, ambigüedad y complejidad a la novela.
  • EL DATO ESCONDIDO. Consiste en omitir información relevante para el relato, de modo que se estimula la imaginación especulativa del lector, su curiosidad y expectativas
  • LOS VASOS COMUNICANTES. Sucesos entrelazados que crean una unidad y enriquecen lo narrado. Por ejemplo, pueden ser dos historias que nunca confluyen, pero que de alguna manera se complementan. Se pueden entrelazar también en el relato distintos espacios, tiempos o realidades.
  • A MANERA DE POSDATA. A modo de cierre, el autor nos invita a olvidar todo lo que nos a explicado, para que nos deshagamos de las estructuras y rigidez que dan las normas y que sencillamente nos pongamos a escribir.

«Querido amigo: estoy tratando de decirle que se olvide de todo lo que ha leído en mis cartas sobre la forma novelesca y de que se ponga a escribir novelas de una vez.»»

Si estáis interesados en leerlo, os dejo el link para que podáis comprar el libro. Yo siempre prefiero la opción de descargar en kindle, para ahorrar papel:

Destacada

Manuel de Pedrolo – Mecanoscrit del segon origen


Mecanoscrit del segon origen [Mecanoscrito del segundo origen], publicada el 1974 i constantment reeditada des d’aleshores, s’ha convertit sens dubte en una de les novel·les catalanes més llegides de tots els temps. Tres generacions de lectors, com a mínim, han estat marcades per aquesta obra emblemàtica, en què es combinen magistralment ciència-ficció, aventura, novel·la de formació i novel·la d’amor.

L’escrit tracta l’origen de la civilizació, el qual s’esdavé amb l’Alba i en Dídac, dos nois molt joves (14 i 8 anys) que es converteixen en els únics supervivents en un planeta pràcticament destruït degut a un atac alienígen 👽que aniquila prácticamente tots els mamífers, incluits els éssers humans, excepte els que per una o otra circunstancia es trobaven sota l’aigua. En ells dos s’acaba un món i en comença un de nou, en què hauran de lluitar per preservar el coneixement que els ha deixat el passat i establir les pautes per construir un futur en el qual la humanitat no sigui una amenaça per a si mateixa.

El mecanoscrit consta de cinc capítols d’ extensió similar –trenta pàgines–, anomenades “Cuaderns”. Al final trobem un breu epíleg, que du per títol la pregunta: “Es Alba la mare de la humanidad actual?”. En aquest s’afirma que aquests “Cuaderns” van ser descoberts fa més de cuatro mil anys i exponsa les teories que han existit respete a la seva autoria i autenticidat. Mitjançant aquest recurs literari aconsegueix entregar-l’hi molta més credibilitat a la història.

Els cinc “Cuaderns” son explicats per un narrador omnisciente, el qual disposa d’un coneixement complet del que fan, senten i pensen els seus personatges. Les sis últimes linies del “Cuaderns” son narrats en primera persona per la protagonista, l’Alba.

El poder de sugestió de l’obra neix de les seves metàfores que comparan el nou món amb l’actual, obrint noves possibilitats per l’existencia. El descubriment de molts aspectes per parte de la parella (como el paper de la cultura, la religió o la sexualitat) han favorit l’éxit rotunt que ha gaudit l’obra entre el sector juvenil, tot i no haver sigut escrit per a aquest públic, degut a que s’han sentit plenament identificats amb els personatges de l’Alba i en Didac. Manuel de Pedrolo fa creíble l’experiencia de dos adolescents que viuen un nou origen, una gran oportunitat per a viure les seves vidas prenent l’experiencia dels adults (mitjançant la lectura de llibres) però des d’un espai de llibertat absoluta per a decidir fer el que els interessa de veritat, utilitzant les seves pròpies normas.

Aquesta novela va ser portada a la televisió en un format de serie produïda per la cadena catalana TV3 al 1985 i a la gran pantalla al 2015 sota el títol del Segon Origen [Segundo Origen].

Manuel de Pedrolo (l’Aranyó, 1918-Barcelona, 1990), es un dels novelistes més prolífics de la literatura catalana del segle XX, sent un dels escriptors més llegits durant la posguerra. Novelista, dramaturg, assagista, poeta i traductor, la seva obra abarca casi tots els gèneres literaris.

Si estáis interesados en leerlo, os dejo el link para que podáis comprar el libro en catalán (idioma en que fue escrito) o en castellano. Yo siempre prefiero la opción de descargar en kindle, para ahorrar papel:

Destacada

Rio de Janeiro – (Brasil)

Fundada como São Sebastião do Rio de Janeiro, es la segunda ciudad más poblada de Brasil después de São Paulo. Fue la capital del Imperio portugués entre 1808 y 1822 y, más tarde, la capital de Brasil desde 1822, cuando la nación declaró su independencia del país luso hasta 1960.

Es uno de los principales centros económicos, de recursos culturales y financieros de Brasil. Es conocida internacionalmente por sus iconos culturales y paisajes, como el Pan de Azúcar, la estatua del Cristo Redentor (una de las siete maravillas del mundo moderno), las playas de Copacabana e Ipanema, las Fiestas de Fin de Año en Copacabana y la celebración del Carnaval.

Cristo Redentor

El Cristo Redentor o Cristo del Corcovado es una estatua de Jesús de Nazaret con los brazos abiertos mostrando a la ciudad de Río de Janeiro y es el ícono más importante de la ciudad, siendo parte de su skyline.

La estatua que tiene una altura de 38 metros sobre un pedestal de 8 metros, fue inaugurado el 12 de octubre de 1931 y una de las tres estatua de Jesús de Nazaret más grande del mundo. Además fue catalogada como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno.

Está situada sobre un majestuoso cerro de 710 metros de altura, lo cual permite que desde la cima del Corcovado se puedan apreciar unas vistas privilegiadas de toda la ciudad.

Pan de Azúcar

Otra actividad imperdible que hacer en Río de Janeiro, es visitar el Pan de Azúcar (Pão de Açúcar), peñasco de 396 metros de altura situado en la boca de la bahía de Guanabara, famoso tanto por sus hermosos paisajes de floresta tropical como por las fascinantes vistas panorámicas que se obtienen desde su cima.

Su nombre puede que haga referencia a la forma tradicional en que se producía el azúcar hasta finales del siglo XIX y que consistía en largos conos de punta redondeada similares al morro, aunque algunos consideran que el nombre en realidad deriva de “Pau-nh-acuqua” que significa la alta colina en la lengua de Tupi-guaraní, usada por los indígenas tamoios.

El ascenso a este lugar se hace a través del “Bondinho del Pan de Azúcar”, teleférico de cristal que conecta en dos tramos Praia Vermelha con la cima del Pan de Azúcar.

Copacabana e Ipanema

Copacabana es otro de los emblemáticos barrios de Río de Janeiro, famoso por su extensa playa de arenas blancas en forma de media luna, donde disfrutar de una caipiriña o zumo natural, en alguno de los tantos chiringuitos locales que se extienden frente al mar. El barrio que rodea a la playa, cuenta números restaurantes, hoteles, tiendas y teatros.

Al final de la playa de Copacabana (extremo sur, dirección playa Ipanema) encontrarás el Fuerte Copacabana, una base militar abierta al público y contiene el Museo Histórico del Ejército. En 1908 el ejército brasileño comenzó a construir un fuerte costero para proteger la entrada del puerto de Río de Janeiro.

Ipanema es uno de los barrios más elegantes de Río de Janeiro, hogar de la hermosa playa del mismo nombre, de arenas blancas y aguas bravas, distinguida por la revista Discovery Travel & Living, como la más sexy del planeta. Además de playa, este barrio cuenta con atractivos entornos para caminar, con exclusivos departamentos, tiendas, restaurantes y galerías de arte.

En la unión entre las playas de Ipanema y Copacabana, se encuentra el conjunto de piedras conocida como Roca Arpoador, un sitio privilegiado para contemplar el atardecer en Río de Janeiro, especialmente en invierno, cuando el sol se esconde tras el impresionante Morro Dois Irmãos. Roca Arpoador, también es conocida por sus dos playas, Playa del Diablo a la izquierda y Playa Arpoador a la derecha, esta última favorita de aficionados al surf.

Jardín Botánico

Sin duda, una de las mejores panoramas para los amantes de la naturaleza, es visitar el Jardín Botánico de Río, un impresionante parque declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, donde podrás pasear por sus 83 hectáreas de bosque y 54 hectáreas de cultivos.

El jardín muestra más de 40 mil plantas, y unas 6725 especies diferentes. Es una de las mayores colecciones de plantas del mundo. Está ubicado en la Rua Pacheco Leão, 915.

Su origen se remonta a la llegada de la Familia Real Portuguesa a Brasil, acompañada por la Corte (1808). Fijándose en Río de Janeiro, la sede del Imperio portugués, la mudanza trajo numerosas oportunidades de mejorías para la ciudad, como la creación de este jardín, el cual se llamó en sus inicios el Jardim de Aclimação, dado que su finalidad era la de aclimatar las plantas de especias oriundas de las Indias Orientales: nuez moscada, canela y pimienta.

Parque Lage

El Parque Henrique Lage, más conocido como Parque Lage, es un parque público localizado en los pies del Corcovado, en la calle Jardín Botánico. Es monumento histórico y cultural de la ciudad de Río de Janeiro. Alberga, desde 1966, el Instituto de Bellas Artes y a la Escuela de Artes Visuales. Cuenta con jardines construidos según los modelos europeos y un palacio y cubre una área de más de 52 hectáreas.

Escalera de Selarón

La Escalera de Selarón o Escadaria de Santa Tereza es una escalera ubicada en el barrio Santa Teresa y corresponde a una intervención artística llevada a cabo por el artista chileno Jorge Selarón, quien desde el año 1990, ha decorado la escalera que lleva su nombre, con piezas de cerámica de diversos colores y tamaños, traídos desde más de sesenta países difrentes. Considerada por su autor como una obra “viva y mutante”, la escalera tiene 125 metros y 215 peldaños.

Selarón nació en Limache, V Región, Chile, en 1947 y, luego de viajar por el mundo y conocer alrededor de cincuenta países, se afincó en Río de Janeiro. Su obra ha servido como tema principal de artículos periodísticos y programas televisivos de todo el mundo. También ha sido el escenario para videoclips musicales de bandas mundialmente conocidas como U2 (en la versión internacional de “Walk on”).

Catedral de San Sebastián:

La Catedral Metropolitana de Río de Janeiro, oficialmente Catedral de San Sebastián de Río de Janeiro es una catedral católica brasileña ubicada en el barrio Centro de la ciudad y dedicada a San Sebastián, patrono de Río de Janeiro. Fue construida entre 1964 y 1979 para reemplazar a una serie de viejas iglesias que habían servido como catedrales desde la creación de la Arquidiócesis en 1676.

Es un edificio modernista diseñado por Edgar de Oliveira da Fonseca que tiene una forma cónica con 96 metros de diámetro interno y una altura total de 75 metros. Está inspirada en las pirámides de Centroamérica y combina en su diseño una planta circular con un techo en el que destaca una cruz griega, desde donde se proyectan 4 inmensos virtuales que llegan al suelo y que permiten la entrada de luz natural y la tiñen con diferentes colores.

Sambódromo del Marquês de Sapucaí

El Sambódromo, es el lugar que acoge cada año los distintos desfiles que se realizan como parte del Carnaval de Río de Janeiro y se encuentra ubicado en el barrio Cidade Nova. Fue diseñado por el arquitecto Oscar Niemeyere e inaugurado en 1984. Es uno de los mayores espacios para grandes eventos al aire libre de la ciudad.
El lugar es recomendable de visitar durante el Carnaval mismo o la semana anterior a la festividad, momento donde las diversas escuelas de samba realizan sus ensayos en las instalaciones y el espacio se encuentra abierto al público.

Destacada

Francesc Miralles y Héctor García – Ikigai


Según los japoneses, todo el mundo tiene un ikigai, un motivo para existir. Ikigai se escribe 生き甲斐, donde 生き significa «vida» y 甲斐 significa «valer la pena». Algunos lo han encontrado y son conscientes de su ikigai, otros lo llevan dentro, pero todavía lo están buscando. Este es el principal secreto para una vida larga, joven y feliz como la que llevan los habitantes de Okinawa, la isla más longeva del mundo.

El ikigai está escondido en nuestro interior y requiere una exploración paciente para llegar a lo más profundo de nuestro ser y encontrarlo.

Según los propios habitantes de esta isla, el ikigai es la razón por la que nos levantamos por la mañana. A partir de ahí, el libro nos explica otros principios que fundamentan la vida de estos habitantes y que puede ser muy interesantes de incorporar:

  • La regla del 80% al comer. Uno de los refranes más populares en Okinawa es «Hara hachi bu», que se utiliza antes o después de comer y significa algo así como «La barriga al 80 por ciento». La sabiduría ancestral recomienda no comer hasta hincharnos. Por eso, los nativos dejan de comer cuando sienten que su estómago está al 80 %, en lugar de saciarse obligando al cuerpo a desgastarse, acelerando la oxidación celular, con una larga digestión.
  • Moai: lazos para una larga vida. El moai es un grupo informal de gente con intereses comunes que se ayuda entre sí. Para muchos, el servicio a la comunidad se convierte en uno de sus ikigais. Se juntan a compartir cenas, reuniones, partidas de go, de shogi (el ajedrez japonés) o disfrutar de cualquiera que sea la afición común que tengan. Estar en un moai ayuda al sentimiento de pertenencia y aporta seguridad a la persona al sentir que siempre habrá gente que le ayudará.
  • Comer sano y hacer ejercicio. La mayoría de estos habitantes cultivan su propio huerto, lo cual les ayuda a mantenerse en forma y además a consumir productos naturales (no procesados). Su dieta se basa en el consumo de frutas, verduras, cereales, pescado (3 veces x semana) y cerdo (1 a 2 veces x semana). En términos diarios, encontraron que los centenarios comían una media de dieciocho alimentos diferentes cada día. Y su consumo de azúcar y sal es mucho más bajo al promedio mundial.
  • Resiliencia. Una de las características comunes de todos aquellos que tienen un ikigai bien definido es que persisten en su pasión pase lo que pase. Cuando la vida les da reveses, cuando todo son obstáculos, nunca se rinden. Siguen luchando pase lo que pase.

«Nanakorobi yaoki, 七転び八起き,» (DICHO JAPONÉS)

«Si te caes 7 veces, levántate 8»

  • Wabi-sabi e ichi-go ichi-e. El wabi-sabi es un concepto japonés que enseña la belleza de la naturaleza perecedera, cambiante e imperfecta de todo lo que nos rodea. Un concepto japonés complemetario sería el Ichi-go ichi-e, que se podría traducir como «este momento sólo existe ahora y no se volverá a repetir». Se usa especialmente en reuniones de personas para recordarnos que cada encuentro, ya sea con amigos, familia o desconocidos, es único y no se repetirá. Por eso hay que disfrutar del momento único sin dejarnos llevar por precupaciones del pasado o el futuro.

El libro también hace conexiones entre el concepto japonés de Ikigai con otros estudios realizados por personas que llegaron a conclusiones similares, como los realizados por Viktor Frankl, que lo llevaron a crear la Logoterapia (puedes leer más de él aquí)

El proyecto de este libro surgió uniendo la experiencia en cultura japonesa de Héctor García (autor de Un Geek en Japón), que lleva doce años viviendo en Japón, con el arte de escribir de Francesc Miralles (autor de decenas de libros y novelas y especialista en psicología). Para escribir la obra, los dos autores fueron recibidos por el alcalde de Ogimi (Okinawa), una localidad del norte de Japón con el mayor índice de longevidad del mundo, y tuvieron acceso a entrevistar a más de un centenar de sus habitantes.

Gracias a este acercamiento pudieron analizar las claves de los centenarios japoneses para una existencia optimista y vital, descubriendo cómo se alimentaban, cómo se movían, cómo trabajaban, cómo se relacionaban con los demás y –el secreto mejor guardado- cómo encontraban el ikigai que daba sentido a su existencia y les impulsaba a vivir cien años en plena forma.

Si estáis interesados en leerlo, os dejo el link para que podáis comprar el libro. Yo siempre prefiero la opción de descargar en kindle, para ahorrar papel:

Destacada

L’Aquarium de Barcelona- (Cataluña-España)

L’Aquàrium de Barcelona, situado en el Port Vell de la ciudad, es uno de los más grandes acuarios de Europa, viven 11.000 animales marinos de 450 especies distintas. Se considera el acuario más importante en temática mediterránea, y unas de sus estrellas son los tiburones que nadan por encima de un túnel subacuático de más de 80 metros, donde se crea la sensación de estar paseando por el fondo del mar.

Partes de l’Aquarium

  • Acuarios mediterráneos: Para conocer el mar Mediterráneo sin necesidad de mojarse, nada mejor que realizar una inmersión a través de los catorce acuarios en los que se muestra la variedad marina de las diferentes comunidades. Además, recrea dos zonas protegidas de la costa catalana: el Delta del Ebro y las Islas Medas
  • Acuarios tropicales: Dispone de siete acuarios tropicales que representan los ecosistemas típicos del Mar Rojo, la Gran Barrera de Coral Australiana y el Mar Caribe, donde encontrarás peces venenosos y tiburones de aguas tropicales.
  • Oceanario: Con 36 metros de diámetro y 5 de profundidad, el Oceanario es el acuario más grande de l’Aquarium de Barcelona. Un túnel de cristal de 80 metros lo atraviesa por debajo permitiendo vistas privilegiadas de los tiburones (el tiburón toro y el jaquetón de Milberto), rayas, morenas y doradas.
  • Planeta Aqua: es un gran pabellón situado al final del recorrido por el acuario. En él se disponen varias instalaciones con especies adaptadas a distintas condiciones acuáticas. En el centro de la sala se dispone un tanque de poca profundidad con peces guitarra y rayas, y en el altillo circular, una serie de acuarios dedicados a especies caracterizadas por su aspecto, la práctica de fenómenos de camuflaje, simbiosis o por ser considerados fósiles vivientes. También se disponen paneles informativos sobre la oceanografía y aspectos medioambientales.

Para los más pequeños, l’Aquarium dispone de la zona infantil interactiva Explora!, donde pueden tocar, investigar y jugar con actividades especialmente diseñadas para que conozcan el mundo marino.

A la entrada de L’Aquarium encontrarás los horarios en que se alimenta a los distintos animales. Si tienes suerte, ¡podrás ver cómo comen los tiburones!

Una de las experiencias más especiales que se pueden realizar en l’Aquarium de Barcelona es la inmersión con tiburones. En esta actividad los intrépidos turistas se introducen en un tanque de 4 millones de litros de agua en el que pueden observar de cerca el comportamiento de los tiburones y otros animales acuáticos. Lamentablemente, para sumergirse es necesario tener el título de submarinismo.

Ubicación:
En el Maremagnum.
Horario
De lunes a viernes: de 10:00 a 20:00 horas.
Fines de semana y festivos: de 10:00 a 20:00 horas.
Junio, julio, agosto y septiembre: todos los días de 10:00 a 21:00 horas.
Precio
Adultos: 21 € (22,10 US$)
Niños de 5 a 10 años: 16 € (16,90 US$)
Niños de 3 a 4 años: 8 € (8,40 US$)

Destacada

Isla de Chiloé – (Chile)

El archipiélago de Chiloé pertenece a la Región de los Lagos y está conformada por aproximadamente 40 islas (entre islas e islotes), siendo la Isla Grande de Chiloé la más conocida y la que yo visité.

Este lugar parece tener carácter propio y una cultura muy diferente a la del resto del país, hecha a base de mitos chilotes, como el Trauco o la Pincoya y leyendas vinculadas al mar. Pero también, lo que lo hace muy especial son su herencia Huilliche, su gente, su naturaleza y paisajes.

Para llegar a Chiloé tomé un avión desde Santiago hasta Puerto Montt y luego crucé el canal de Chacao hasta la isla y desde ahí la empecé a recorrer.

Llegada en transbordador

La forma natural para llegar a la isla grande de Chiloé es por el estrecho que separa Pargua (a 45 kilómetros de Puerto Montt) y Chacao. Los ferris salen continuamente en ambos sentidos así que solo tienes que llegar a Pargua y subir en el siguiente que parta. Hay dos compañías y operan de continuo entre las 6:30 y las 23:30, a partir de cuando el servicio se reduce a uno cada hora. La travesía dura unos 20 minutos.

Una vez en la isla, mi primer destino fue la ciudad de Ancud, donde quería visitar la ciudad, el Fuerte de San Antonio y la pingüinera de Puñihuil.

AncudFuerte San Antonio

Ancud es una de las ciudades más importantes de Chiloé, fue fundada a mediados del s. XVIII y es el primer asentamiento urbano de importancia viniendo desde el norte (vía Chacao) y el segundo de todo el archipiélago luego de la capital provincial, Castro. Además de ser la puerta de entrada a la Isla Grande de Chiloé, fue la capital de Chiloé y su ciudad más importante hasta la segunda mitad del siglo XX.

La isla de Chiloé fue conquistada por los españoles en 1567 luego del despueble de las ciudades del sur de la Capitanía General a causa de la rebelión mapuche de 1598. Adquirió gran importancia estratégica y las autoridades coloniales temían que fuese tomada por potencias enemigas, de hecho estuvo a punto de ocurrir en 1602 y 1643. Sin embargo, no fue hasta el 20 de agosto de 1767 que una real orden de Carlos III mandó fortificar el norte del archipiélago.

El Fuerte San Antonio es una fortificación española construida en 1770 en una explanada en la parte alta de la ciudad de Ancud, protegida por cañones de bronce, desde donde se dominaba la entrada del Puerto. Tiene un enorme muro de piedras con cañones que apuntan hacia el mar y que fue diseñado por el ingeniero Lázaro de Ribera para proteger a la ciudad de Ancud contra los ataques de militares y piratas que navegaban por las costas.

Fue éste el lugar donde flameó la última bandera española en Chile, capitulando en 1826. Está situado a 800 mts. de la plaza de armas por calle Baquedano hasta San Antonio.

Pinguineras de Puñihuil

En la costa oeste frente al océano Pacífico se encuentran las pingüineras de Puñihuil, un Monumento Natural ideal para el avistamiento de pingüinos de Humboldt, pingüinos de Magallanes, nutrias marinas, delfines y ballenas azules.

Isla de las Almas Navegantes

La isla de Aucar es un islote chileno ubicado en la comuna de Quemchi, Región de Los Lagos, conocido por poseer una capilla católica, un cementerio, un parque botánico y una pasarela de 437 m de extensión que le permite estar conectado con la Isla Grande de Chiloé, hito que también lo ha convertido en destino turístico dentro del archipiélago chilote. Debido a su cementerio, es también conocido como la «isla de los muertos» o la «isla de las almas navegantes», bautizado de esta última manera por el escritor chilote Francisco Coloane.

Ruta de las Iglesias

La religión es parte importante de la historia de Chiloé y se ve reflejada principalmente en sus reconocidas iglesias. En el archipiélago hay aproximadamente 70 iglesias chilotas, 16 de las cuales han sido nombradas Iglesias Patrimonio de la Humanidad. Construidas por jesuitas españoles en 1567, algunas de las más llamativas son las iglesias de Vilipulli, Nercón y Nuestra Señora del Rosario.
Las iglesias se encuentran distribuidas en varias localidades de la isla, tales como Achao, Castro, Puqueldón, Chonchi, Dalcahue y Quinchao.

A partir de aquí, mi viaje se transforma en una peregrinación a través de los bellos paisajes de esta isla, en busca de algunas de estas maravillas iglésias ⛪️, y por el camino descubrí otras.

Quemchi

El poblado de Quemchi se sitúa en la costa oriental norte de la Isla Grande de Chiloé, frente a la isla y canal Caucahue. Su nombre proviene del huilliche “quemchu”, que significa tierra colorada o rojiza. En 1870 cuando existía una pequeña comunidad dedicada a la pesca, marisquería y agricultura, llega el comerciante Erwin Langdon. La producción de madera de Langdon creció hasta hacerse conocida en todo el país, incluso exportando a Europa y Estados Unidos.

Dalcahue

Dalcahue, que en lengua mapuche-huilliche significa «lugar de dalcas», la cual era una embarcación o canoa de madera utilizada por uno de los primeros pueblos originarios del archipiélago de Chiloé; Los Chonos. Al dia de hoy Dalcahue cumple el rol de balsadero para las embarcaciones que se dirigen a la Isla Quinchao, uniendo ambas islas mediante transbordadores que atraviesan el canal de Dalcahue.

Aquí se encuentra la Iglesia Nuestra Señora de Los Dolores, frente de la plaza de armas de Dalcahue y es una de las más antiguas de Chiloé. Su construcción data del año 1858 y fue erigida sobre la anterior capilla misional jesuítica. Fue declarada Monumento Nacional en 1971, Patrimonio de la Humanidad en el año 2000 y restaurada el año 2015.

Curaco de Vélez

Este precioso pueblo está situado en la isla de Quinchao, la tercera más grande del archipiélago. Se cruza en una corta travesía en ferri desde Dalcahue. Todas sus casitas son tradicionales chilotas, especialmente bien cuidadas las que dan a la plaza de Armas, donde hay otro mercado diario de artesanía. En la plaza podrás encontrar una iglesia, con su peculiar fachada verde y tejado rojo.

El territorio hoy ocupado por Curaco de Vélez comenzó a poblarse con españoles alrededor de 1602, luego de la llegada de los colonos expulsados de la ciudad de Osorno por la insurrección mapuche. A partir de 1626, se produce la llegada de los jesuitas como evangelizadores de las islas. En la década de 1660 se consolida como villa, y en 1666 ya es catalogado como un pueblo mixto, por la existencia de españoles e indios.

Castro

La capital de la isla es la ciudad más grande del archipiélago. Los conquistadores españoles tomaron posesión del archipiélago de Chiloé en 1567 y en el sector llamado Quiquilhue, decidieron fundar la capital, debido a que era un lugar fácil de defender y contaba con abundancia de agua, además de pequeñas cantidades de oro arrastradas por el río.

La plaza de Armas y la mayoría de los servicios están arriba, en lo alto de una colina. Allí también se encuentra la increíble iglesia de San Francisco (declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco), la más grande y elaborada de todas las construida en madera del archipiélago, que más parece una catedral que una iglesia. Abajo, en torno al puerto y a nivel del mar, están la mayoría de restaurantes, hoteles y servicios para el turismo. Incluidos los dos barrios de palafitos más fotogénicos y grandes que quedan en la isla.

Chonchi

El pueblo de Chonchi se ubica en la costa oriental de Chiloé, unos 25 km al sur de Castro. Está emplazado sobre tres terrazas naturales, de ahí el apodo de Ciudad de los Tres Pisos. El primer piso corresponde al puerto, el segundo a gran parte de las casas antiguas de calle Centenario y el tercero a la plaza y la Iglesia. La calle Centenario fue declarada monumento nacional de Chile en la categoría “Zona típica” y se caracteriza por sus grandes casas de madera, construidas a principios del siglo XX durante el auge de la explotación del ciprés de las Guaitecas.

La iglesia de Chonchi, es una de las 16 iglesia de madera de Chiloé que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Su construcción fue comenzada en 1754 y no fue terminada antes de 1859

Aldachildo

La Iglesia de Aldachildo, también conocida como Iglesia de Jesús Nazareno, es un templo católico situado en la localidad de Aldachildo, en la comuna chilota de Puqueldón en la Isla Lemuy.

Forma parte del grupo de 16 iglesias de madera de Chiloé calificadas como Monumento Nacional de Chile y reconocidas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Se cree que fue construida en 1910 y los materiales utilizados fueron ciprés, coigüe y alerce para el forro.

No te vayas sin probar el Curanto

No te puedes ir de la isla sin probar su especialidad gastronómica, el curanto. Se trata de un sistema de cocción único de Chiloé (aunque ahora se copia en otras zonas del sur) y consiste en excavar un hoyo de medio metro de profundidad, llenarlo de piedras y luego hacer un fuego encima para llevarlas al rojo vivo. Una vez retirados los rescoldos de la hoguera se colocan sobre las piedras humeantes los ingredientes, que suelen ser mariscos, carne de diversos tipos, longaniza, morcilla, papas…. Más que una comida, un curanto es un evento social que reúne amigos y familia.

Destacada

James Nestor – Respira


Respira, la nueva ciencia de un arte olvidado es el resultado de las investigaciones que hizo James Néstor sobre algo tan cuotidiano y a priori tan simple como puede parecer el acto de respirar. En realidad no es tan trivial como podríamos suponer, pues nos demuestra a lo largo del libro que no importa lo que comas ni cuánto ejercicio hagas; da igual que seas joven, fuerte e inteligente. Tu salud depende esencialmente de la manera en que respiras. Y lo estás haciendo mal.

También nos explica que únicamente somos los simples mortales quienes no le hemos dado la importancia que realmente tiene a este acto, pues por ejemplo en el mundo del yoga si lo hacen; el maestro B.K.S Iyengar dice “La vida del yogui no se mide en el número de sus días, sino por el número de sus respiraciones”.

Probablemente no haya actividad fisiológica tan importante y tan desatendida como la respiración. Nuestros cuerpos se transforman cada 3,3 segundos, el tiempo que tardamos en inhalar y exhalar los miles de millones de moléculas que aspiramos con cada bocanada y que construyen nuestros huesos y nutren músculos, sangre, cerebros, órganos… sin que le prestemos la más mínima atención. Salvo cuando las cosas vienen mal dadas, cuando padecemos asma, ansiedad, insomnio, distintas clases de enfermedades inmunitaria, psoriasis o incluso cuando sufrimos algo tan banal como la congestión nasal. Y es que como resultado de un raro proceso de “desevolución” agravado con la Revolución Industrial, el 90% de los seres humanos respiramos de forma incorrecta. Respirar es un arte que los antiguos conocían y nosotros hemos olvidado.

En realidad, de las 5.400 especies de mamíferos que existen, somos la única que tiene los dientes torcidos. Hace 150 años el ser humano dejó de masticar, y con ello no solo se inició un proceso de deformación de nuestras mandíbulas, sino que empezamos a respirar por la boca en lugar de por la nariz. Estos siglos de involución han generado graves consecuencias en nuestra salud física y mental. A través de este libro aprenderemos cómo podemos revertir esta situación y acabar para siempre con los problemas de sueño, ronquidos y dolor de espalda, reducir el estrés, disfrutar más del sexo y prevenir el envejecimiento.

El autor es un periodista y escritor americano que ha trabajado para medios como The New York Times, The Atlantic, Outside, Dwell o Scientific American, entre otros. En este libro fusiona su habilidad para escribir con sus dotes de investigador científico, intercalando algunas anécdotas personales, historias y humor, lo cual da como resultado una lectura ágil y divertida.

Ideas clave que más me gustaron:

  1. Respirar bien es un pilar fundamental para nuestra salud, tan importante como lo que comemos o cono el ejercicio que hacemos
  2. Respirar por la boca es algo que no debe hacerse, pues desencadena un aumento del estrés en el cuerpo y genera otros problemas como la fatiga, irritación, mal humor, halitosis y dolores de estómago. Se debe respirar siempre por la nariz
  3. Alargar las exhalaciones es una manera también de prevenir nuestro envejecimiento celular. “Uno de los primeros pasos para una respiración saludable es extender las respiraciones, mover el diafragma arriba y abajo un poco más y sacar todo el aire antes de tomar otra bocanada”, nos conseja.
  4. Respiramos demasiado rápido, o sea demasiadas veces por minuto. Existe la respiración perfecta, la cual consiste en inhalar durante unos 5, 5 segundos y exhalar durante unos 5.5 segundos. “Esto da 5,5 respiraciones por minuto y un total de unos 5,5 litros de aire”, señala Nestor.
  5. El acto de masticar también está relacionada con la calidad de nuestra respiración. Y es que el autor ha dedicado buena parte de su obra a comprobar cómo en el proceso de la evolución humana, cocinar y ablandar la comida ha conducido a la obstrucción de las vías respiratorias. Por eso recomienda incluir más alimentos duros, más crudos y más sustanciosos que requieren una fuerte masticación para influir en el tamaño y forma de nuestra boca y mejorar nuestra capacidad de respirar.

Si estáis interesados en leerlo, os dejo el link para que podáis comprar el libro. Yo siempre prefiero la opción de descargar en kindle, para ahorrar papel:

Destacada

Islas Galápagos – (Ecuador)

Las islas Galápagos (también conocidas como archipiélago de Colón o de Galápagos o Islas Encantadas) constituyen un archipiélago del océano Pacífico ubicado a 972 km de la costa de Ecuador. Fueron descubiertas por casualidad el 10 de marzo de 1535, cuando el barco del obispo de Panamá fray Tomás de Berlanga se desvió de su destino a Perú, donde cumpliría un encargo del rey español Carlos V para arbitrar en una disputa entre Francisco Pizarro y sus subordinados tras la conquista del imperio inca.

El archipielago está conformado por trece islas grandes con una superficie mayor a 10 km², nueve islas medianas con una superficie de 1 km² a 10 km² y otros 107 islotes de tamaño pequeño, convirtiéndose en la segunda reserva marina más grande del planeta. El archipiélago de Galápagos está protegido desde 1959, cuando se creó el Parque Nacional y fueron proclamadas Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1978.

Pero si hay un nombre unido a las Islas Galápagos y que le han dado fama mundial es el de Charles Darwin. El naturalista británico llegó en 1835 al archipiélago como participante de un viaje científico. Darwin observó en la Galápagos especies de vida silvestre altamente especializadas en cada isla y especies animales endémicas que no se habían visto jamás. El científico tardó más de 20 años en sintetizar sus observaciones en sus innovadoras teorías de selección natural, publicadas en el libro El origen de las especies, en 1859. Los fundamentos de aquel trabajo sobre la evolución de las especies continúa siendo una piedra angular de la ciencia biológica en la actualidad.

Para llegar a Galápagos obligatoriamente hay que ir por aire, desde Quito o Guayaquil (Ecuador). Yo llegué desde Guayaquil. Para entrar al Parque Nacional Galápagos como extranjero/a debes pagar 100$ de tasas + 20$ de tarjeta de control de tránsito. ¡Ojo! Debes conservar la tarjeta de control de tránsito hasta la salida de las Galápagos.

Tambien es importante que sepas que en Galapagos todo es caro. Sobretodo el alojamiento y los tours, por eso te recomiendo complementar visitas que son gratuitas con tours.

Las principales islas donde te puedes hospedar y contratar tours son 3: San Cristóbal, Santa Cruz e Isabela. Yo fui por pocos días (4) y decidí establecerme en San Cruz (en Puerto Ayora), tambien en parte porqué no sabia lo que suponía moverse entre las islas. Ahora que ya lo vi, te recomiendo que te vayas hospedando en las distintas islas en función de lo que tengas planificado visitar, para que evites los largos desplazamientos que se originan al moverte entre estas. La distancia entre Santa Cruz y el resto de islas es de 1,5h en barca motora aproximadamente, por lo cual, cada vez que tomas un tour son 1,5 h ir y 1,5 horas volver. Si te hospedas unos días en cada isla podrás visitar sus lugares sin tener que comerte tantas horas de embarcación. Además del tiempo que se gasta, ten en cuenta que el desplazamiento se realiza por mar abierto, por tanto las lanchas se zarandean muchísimo. Te recomiendo comprarte pastillas antimareo para hacer mas amenos estos viajes. ¡A mi me salvaron!

Te indico a continuación algunos datos sobre cada una de las 3 islas principales:

  • Santa Cruz es la más poblada y la mejor ubicada (está en el centro) para conocer las demás islas si decides finalmente que te quieres hospedar solo en un sitio. En esta me quedé yo. Es la isla que tiene más oferta turística en lo que se refiere a alojamientos, tiendas, restaurantes y tiene el aeropuerto principal y más grande del archipiélago, el cual se encuentra en Baltra, una isla que está justo al lado. Una vez te bajas del avión una lancha te lleva en aproximadamente 30 min a Santa Cruz.
  • San Cristóbal tiene tambien un aeropuerto, mucho más pequeño, a 15 minutos caminando del malecón de Puerto Baquerizo. Es bastante más pequeña y tranquila que Santa Cruz y se caracteriza por estar llena de lobos de mar.
  • Isabela es la más grande pero la menos poblada. Las Galápagos son de origen volcánico: aparecieron hace unos 14 millones de años en esta franja del Pacífico debido a que este es un «punto caliente» (hot spot). El magma del interior de la tierra brotó a la superficie formando volcanes y el sistema de islas. La isla Isabela tiene 6 volcanes, 5 de los cuales activos. Además es la única isla del archipiélago que es atravesada por la línea imaginaria ecuatorial o paralelo «cero grados» de latitud.

Tortuga Bay (isla Santa Cruz)

Para mi esta es una de las playas más bonitas en las que he estado en toda mi vida. Está ubicada a 3 km de Puerto Ayora. Para llegar hay que caminar por un sendero pavimentado ubicado en la parte final de la calle Charles Binford. Se tarda alrededor de 35 minutos. Al principio del camino hay una caseta en la que te pedirán unos datos para realizar el registro. La entrada es gratuita.

Tortuga Bay está formada por dos playas: Playa Brava y Playa Mansa. Al final de la pasarela llegarás a Playa Brava, que como su nombre indica es una playa con fuertes olas y que no es apta para el baño por lo preligroso de sus corrientes, pero es realmente preciosa. Además te sorprenderás al descubrir que no estás solo, pues verás corretear por sus arenas blancas alguna iguana … para mi fue una experiencia inolvidable. Playa Mansa se encuentra a continuación, por tanto tienes que recorrer esta primera playa en su totalidad y girar a la derecha. Las aguas de Playa Mansa son mucho más tranquilas, y es espectacular ver los manglares que tiene, tambien llenos de iguanas bañandose y tomando el sol. Aquí es el lugar donde te vas a poder dar un baño en sus cristalinas y tranquilas aguas.

Horario: 6:00h – 17:00h.

Visita a la Estación Científica Charles Darwin (isla Santa Cruz)

La Estación Científica Charles Darwin (ECCD) está ubicada en Puerto Ayora, Isla Santa Cruz y es el brazo operativo de la Fundación Charles Darwin (FCD). Se inauguraron las instalaciones en 1964 para que científicos pudiesen usar la estación como base de sus investigaciones en las Islas Galápagos para asesorar a las acciones de manejo de la Dirección del Parque Nacional Galápagos.

Se encuentra a solo 30 minutos a pie desde el hermoso centro de la ciudad de Puerto Ayora, caminas por la Av. Charles Darwin hasta llegar a la entrada del Parque Nacional Galápagos y a pocos pasos inicia el recorrido de la Estación Científica Charles Darwin donde podrá ver los corrales de las tortugas gigantes desde que tienen pocos años de vida ( es impresionante ver el centro de cría de tortugas) hasta su edad adulta, así como información importante de las islas, formaciones volcánicas, clima, etc.

Además en este lugar vivió el Solitario George, el último espécimen de la especie tortuga gigante de Pinta, extinta el 24 de junio del 2012. Las visitas podemos realizarlas todos los días, incluyendo feriados, de 7:30 a 12:30 y de 14:00 a 17:00, y para ingresar solo tenemos que hacer el pago de 10 dólares.

Especies de plantas y animales de estas islas

  • Flora: pueden apreciarse un total de 560 especies nativas. La uña de gato y la espuela de gallo se encuentran entre las variedades más conocidas. Otras especies que se pueden mencionar son el denominado cogojo, el guayabillo, el cafetillo y la pasiflora. Además, hay ciertos tipos de helechos, musgos y hongos. Gracias a la protección y a las actividades llevadas a cabo en la estación de investigación, se pudo evitar que se extinguieran dos árboles: la floreana plax y el árbol margarita.
  • Fauna: los visitantes podrán encontrarse durante su recorrido con lobos marinos, fragatas, piqueros patas azules, iguanas y tortugas. Aves comunes en las Islas Galápagos son los pinzones de Darwin, por lo que es muy frecuente verlos por toda la zona.

Playa de la Estación (isla Santa Cruz)

Se encuentra cerca de las instalaciones de la Dirección del Parque Nacional Galápagos y la Fundación Científica Charles Darwin. La playa de la Estación es ideal para hacer snorkel ya que alberga una gran variedad de fauna marina entre los cuales puedes ver peces damiselas, peces sargento, peces loro, pequeñas rayas, tortugas marinas, iguanas marinas y zayapas. Así mismo, la playa de la Estación ofrece a los turistas una flora diversa en la que encontramos mangle negro, manzanillo y monte salado.

Horario: 6:00h – 17:00h.

Grieta de las Tintoreras (isla Isabela)

Es uno de los atractivo turístico que recibe la mayor cantidad de visitantes en la isla Isabela. Se encuentra a 10 minutos en lancha de Puerto Villamil.
Es un pequeño islote rocoso, el cual permanece en su estado natural y adicionalmente posee un grupo pequeño lobos marinos, iguanas marinas y aves que se quedan en las rocas a descansar.